Declaró Milani

Luego de algunos años amparado en vericuetos judiciales, Julio César Milani debió comparecer ante el juez federal Fernando Poviña. El ex Jefe del Ejército durante el kirchnerismo prestó declaración indagatoria por la desaparición de Alberto Ledo, ocurrida en 1976. El joven riojano estaba estudiando en Tucumán cuando fue convocado al servicio militar obligatorio y, según sus familiares, se encontraba bajo las órdenes del entonces subteniente Milani al momento de su desaparición. 

Graciela Ledo, hermana de Alberto, acompañó durante más de 40 años la lucha de su madre por encontrar justicia y, como sucede cada vez que la causa entra en movimiento, se hizo presente en Tucumán para exigir celeridad en el desarrollo de la investigación. Esta vez, Graciela acudió con mayores esperanzas porque el ex jefe del Ejército ya no cuenta con el espaldarazo de los funcionarios del Estado nacional que le brindó el kirchnerismo. De hecho, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación se convirtió este año en querellante de la causa. Las expectativas de Graciela no se cumplieron, al menos por ahora, ya que el juez Poviña no resolvió en el día de ayer la condición del ex militar, pero deberá hacerlo en los próximos días. “Nos vamos decepcionados ya que esperábamos que Milani quedara procesado y esperara el juicio detenido como el coronel Sanguinetti. Las pruebas y los testigos lo inculpan. Lo único positivo es que se tuvo que presentar a declarar”, expresó Graciela luego de que Milani se retirara de la Fiscalía Federal.

Fotografías de Elena Nicolay

N. de la E.: Alberto nació en La Rioja, no en Catamarca como se indicó en un primer momento.