¿Quién mató a los siete presos de Pergamino?

Fuente: Tyverylucky

Los calabozos de la Comisaría 1era. de Pergamino estaban a tope: veinte presos en total. Los últimos en llegar eran dos jóvenes que acababan de ser detenidos por una violación. El primero de ellos, de 19 años, había confesado haber entrado a la casa de una abogada. En la declaración dio el nombre de su cómplice: un joven de 18 años apodado ‘El Pitufo’, que también fue detenido.

La versión oficial es que el incendio empezó por una pelea entre ellos o de ellos con el resto de los detenidos.

La versión oficial es la versión de la policía: la que reprodujeron la mayoría de los medios de comunicación locales y levantaron lo diarios nacionales.

Los familiares dicen otra cosa. En un video registrado en vivo por El Portal Pergamino, varios contaron que habían recibido mensajes de texto advirtiendo que estaban siendo golpeados y baleados.

“Tenían celulares y nos mandaron fotos, porque hay chicos que estaban con la cabeza destruida, los golpearon mal. no es que murieron por asfixia solamente. Desde ayer estaban diciendo que los querían matar. Estaban mandando mensajes a la familia que los querían matar”, dijo una mujer que se identificó como amiga de Jhon Claros, uno de los fallecidos a pocos minutos de recibir la noticia.

“Fede empezó a mandar mensajes de que vengamos todos para acá porque les estaba pegando, los estaban lastimando. Cuando llegué al trabajo puse el noticiero y me enteré que había siete muertos. Hay fotos de los chicos todos lastimados, bañados en sangre. El humo no te saca sangre. A lo chicos los mató la misma policía. Y ninguno sale a dar la cara”, dijo Daiana Perrotta, hermana de uno de los fallecidos.

En la imagen de su hermano, se lo ve con el rostro y parte del cuerpo amoratado, como si acabase de recibir una paliza.

Más tarde, la chica contó frente a las cámaras de televisión que a las 18.30 -cuando estaba por iniciarse el incendio- la madre recibió un mensaje de su hermano, donde le pedía que fueran a la comisaría. “Le mandó un mensaje a mi mamá diciéndole que nos apuremos porque había dos apuñalados”, dijo.

“Los mensajes que mandaron los chicos fueron a las 6:29, 6:30”, agregó un hombre. “Tío, vení a sacarme que nos matan, nos están tirando tiros, vení rápido”, decía el texto. “

Yo vivo a diez cuadras, así que vine en la moto, rápido. Estoy desde las seis y media. Llegué yo y llegó la señora con un abogado. Los bomberos llegaron curanta minutos después. y cuando llegaron las ambulancias primero atendieron a los policías”.

Según el diario Primera Plana la mayoría de los detenidos estaba allí por tentativa de robo, desobediencia, lesiones culposas y encubrimiento. Los cuerpos fueron trasladados a Junín para hacer las autopsias.

El incendio es considerado la mayor tragedia de este tipo en la historia de las comisarías bonaerenses.

En 2014, la comisaría fue señalada como un centro clandestino de detención. Según el testimonio de las víctimas, sus calabozos eran el paso previo de los secuestrados que eran llevados a San Nicolás.