Una reclamo en voz alta

Daiana Garnica falta en su casa desde hace dos meses. Desapareció el 6 de mayo pasado y aún no hay certezas acerca de su paradero. Sus padres, así como la mamá de Milagros Avellaneda desaparecida hace ocho meses, denuncian complicidad de las fuerzas policiales y de la justicia e inacción por parte del ejecutivo provincial.

Desde el Colectivo Ni Una Menos exigieron la implementación de la Ley de Emergencia en Violencia de Género que la Legislatura aprobó este año pero que carece aún de la reglamentación que la ponga en marcha. Asimismo alzaron su voz para que el gobierno provincial desarrolle políticas de prevención y de combate real a la violencia machista. Los casos de Daiana y Milagros tienen, ademas de la violencia de género, un denominador común, ambas familias se toparon con la inoperancia y la desidia de la policía provincial al momento de realizar la denuncia por la desaparición de las jóvenes. 

Fotografías de Ignacio López Isasmendi y Elena Nicolay