Hétero el que lee

El sábado salieron a la calle orgullosos y felices de ser tal cual son: libres, contentos, seguros, diversos, reclamando por derechos, diciendo “aquí estamos”. La marcha del Orgullo LGBTIQ fue multitudinaria como todos los años, pero 2017 trajo el acompañamiento de la juventud. Jóvenes comprometidos que creen en el derecho de vivir su sexualidad libremente y apoyaron las consignas que encabezaron la concentración que salió de plaza Urquiza y llegó a plaza Independencia.

El pedido de justicia por Ayelén Gómez, la mujer trans asesinada hace unos meses, y el cupo laboral para la comunidad trans fueron los principales reclamos que se establecieron tras varias semanas de debate entre las organizaciones sociales y partidos políticos. “Es el momento de visibilidad, de decir 'aquí estamos presentes', de seguir recalcando las falencias, vejaciones hacia el colectivo y la quita de derechos en este contexto”, sostuvo Mariana Rodríguez Fuente, de la organización Cruzadas. 

La marcha | Fotos de Elena Nicolay

(Hacé clic para grandar)