Otra demora en el juicio por Marita

 Imagen: Javier Sadir | Colectivo La Palta

Imagen: Javier Sadir | Colectivo La Palta

A pesar de las expectativas de los abogados querellantes y las esperanzas de Susana Trimarco y toda su familia, el juicio en el que se espera condenar a los 13 imputados por el secuestro y desaparición de María de los Ángeles Verón volvió a sufrir demoras. Hasta el momento ninguno de ellos se quebró en su relato para dar a conocer lo que realmente pasó con Marita.

En esta última semana, el retraso lo provocaron dos de los imputados más complicados en la causa, Irma  Medina y su hijo Gonzalo “Chenga” Gómez. La mujer fue arrestada en la madrugada del lunes en la provincia de La Rioja, cuando un operativo llevado a cabo por la Policía Federal y provincial, la encontraron en la terminal de ómnibus abordando un remís con una menor que acababa de llegar desde Tucumán, quien cargaba alrededor de 800 gramos de cocaína. Por esta razón, además de “Mamá Lili”, se detuvieron a la joven y dos mujeres más junto al chofer del automóvil.

Debido a esto, el tribunal presidido por el Dr.  Alberto Piedrabuena decidió posponer la jornada prevista para el martes por un día más. Sin embargo, esta fecha tuvo que ser nuevamente modificada ya que otro suceso retrasó la audiencia.

Una nueva detención se produjo en la tarde del lunes, cuando la Policía Federal y la División Antinarcóticos de La Rioja realizaron un allanamiento en la casa de Medina. Su hijo el “Chenga” quiso huir dejando caer en la calle el DNI de una de las mujeres detenidas junto a su madre; inmediatamente el imputado fue arrestado.

Por estas razones, los jueces que llevan adelante la causa determinaron posponer las audiencias hasta el próximo martes a las 8:30 h, considerando que los detenidos fueron trasladados el viernes por la noche a Tucumán y serán alojados en cárceles comunes; medida determinada por los miembros de la sala II de la Cámara Penal de Tucumán, pues a un mes de iniciado el juicio la imputada Medina había sido detenida por posesión de marihuana en la casa de su ex nuera.

A pesar de todas estas demoras, el tribunal considera necesario que se recuperen los días perdidos, por lo que las jornadas serán más extensas e, incluso, algunas semanas contaran con más audiencias. Todos esperan que el juicio llegue a su fin a mediados de octubre, cuando la otra mitad de los 150 testigos concluyan con su testimonio.

Delfina Campero

dcampero@colectivolapalta.com.ar