Un día divertido para los chicos

Imagen: Mariano Lanieri

Imagen: Mariano Lanieri

La fundación “Manos Abiertas” sigue trabajando en los barrios más carenciados de la provincia mediante el deporte entre los niños, principalmente el fútbol (ver nota “El deporte combate los flagelos sociales”). El viernes pasado dos de los barrios más vulnerables de Tucumán participaron de una tarde de juegos, chocolate y sorteos para festejar el día del niño. En esta oportunidad, alrededor de 50 chicos de todas las edades, del barrio Antena de Alderetes y de El Palomar de Banda del Río Salí, se divirtieron con sus profesores y amigos, además de mostrar sus habilidades para el fútbol a través de un partido amistoso entre los dos equipos.

Los chicos disfrutaron del día junto a sus profesores Daniel Carrizo y Mariano Lanieri, quienes organizaron el encuentro debido a la cercanía de ambos barrios y al interés de compartir por parte de los chicos. A lo largo de los meses trabajados en los diversos barrios, con la intención de llevar valores de compañerismo, amistad y respeto entre los chicos, los profesores reconocen que la conducta entre el grupo y para con los demás ha tenido grandes avances. A esto se suma el compromiso adquirido para asistir a los entrenamientos, respetar los horarios y provocar un hábito en sus vidas y el uso productivo de sus tiempos, para así poder alejarse de aquellas dificultades que los rodean.

En esta oportunidad, como en los campeonatos mensuales que se realizan con todos los equipos que conforman el proyecto, las donaciones para la realización del chocolate son aportes de la fundación “Manos Abiertas”, como así también del comedor del barrio Antena, de los docentes y de los vecinos que desean realizar su aporte al proyecto, ya que todos ellos consideran la importancia de que los chicos desarrollen a través del deporte herramientas que les permitan sentirse parte la sociedad.

Luego del partido en el que todos los chicos tuvieron su oportunidad de jugar, tomaron el chocolate preparado en el comedor del barrio y recibieron premios para completar su equipo deportivo, por lo que los chicos pasaron una vez más una tarde de gran alegría gracias a la colaboración de mucha gente que se esfuerza para alcanzar los objetivos planteados al comienzo del proyecto.

Sin duda alguna, el camino es largo pero son muchos los que trabajan y brindan su aporte para colaborar en momentos que llenan de felicidad a los chicos y en la inclusión social que ellos desean.

Delfina Campero

dcampero@colectivolapalta.com.ar