El Ingenio La Florida se enfrenta a una nueva sanción

Imagen cortesía de dan / FreeDigitalPhotos.net

Imagen cortesía de dan / FreeDigitalPhotos.net

El ingenio azucarero La Florida nuevamente se ubicó en el centro de atención del gobierno santiagueño que viene trabajando para evitar la contaminación que los desechos de vinaza producen en la cuenca Salí - Dulce. Vecinos de El Palomar, localidad ubicada al norte de Santiago del Estero, iniciaron un juicio civil contra el ingenio, porque la acumulación de vinaza en piletones es un peligro potencial para la comunidad. El gobierno provincial, acatando la medida judicial, intimó al ingenio para que lleve a cabo un plan para retirar la vinaza de los piletones. Ese plan tenía un vencimiento que era a principios de noviembre. Casualmente para esa fecha se produce un vuelco de 80 millones de litros de vinaza de uno de los piletones. A partir de aquí deriva la primera acción penal, que es la que este momento está tramitando el juzgado federal de Santiago del Estero, para determinar la responsabilidad y saber qué pasó y cómo llegó esa vinaza que produjo un daño importante en la localidad.

En comunicación con La Palta, Martin Díaz Achaval, defensor de la provincia vecina, comentaba que los recurrentes problemas que ocasionaban los ingenios tucumanos dieron lugar a una serie de acuerdos entre las provincias de Santiago del Estero y Tucumán para realizar controles periódicos y evitar la contaminación con vinaza. Estos acuerdos daban lugar a las autoridades santiagueñas a intervenir y realizar inspecciones en los distintos ingenios que tuvieran que ver con la cuenca Salí-Dulce. Como los piletones que se rompieron produciendo el derrame no tenían que ver directamente con la cuenca el gobierno santiagueño desconocía su existencia y por ello no lo controlaba. Cabe aclarar que fue el gobierno tucumano quien autorizó al ingenio a utilizar estos contenedores.

"Estos piletones que tiene el Ingenio La Florida son producto de la vinaza de varios años, ahora tienen un sistema de tratamiento, pero hace pocos meses que fue inaugurado", decía Díaz Achaval. Este tratamiento consiste en llevar la vinaza en camiones a campos de evaporación forzada, lo que queda de este tratamiento es útil a la tierra ya que la vinaza esta formada por gran cantidad de agua, potasio, nitrógeno y fósforo. Según relataba el defensor del pueblo santiagueño éste es el momento para realizar el tratamiento adecuado a la vinaza de los piletones aprovechando que el ingenio no está produciendo alcohol y por ende no esta generando vinaza nueva.

Algo que destacó Díaz Achaval es la existencia de un equipo de monitoreo permanente que recorre dos veces al día la cuenca, una por la mañana y otra al atardecer que miden el estado de las aguas. A partir de los análisis de las aguas se puede tener la pauta de cualquier alteración que se produzca en el estado de las mismas, y hasta el momento todas las alteraciones que se han registrado han sido cortadas a tiempo y sancionadas como corresponde sin que se produzcan daños al embalse de Termas de Rio Hondo.

"Los resultados están a la vista, el 2012 es el primer año donde no se ha dado mortandad masiva en el embalse y el ecosistema se esta recuperando sensiblemente, de hecho, en varios de los ríos que desembocan en el embalse la gente de Tucumán ya puede pescar, porque los peces pueden subir aguas arriba. Si se sigue así es probable que en pocos años se vea una recuperación profunda, pero hay que seguir con los fuertes controles y hay que obligar a los ingenios para que sigan avanzando", concluía el defensor.

Marianella Triunfetti

mtriunfetti@colectivolapalta.com.ar