Semana Mundial de la Armonía Interconfesional

Imagen de Vlado / FreeDigitalPhotos.net

Imagen de Vlado / FreeDigitalPhotos.net

En la actualidad se pueden encontrar una diversidad de creencias que marcan religiones y formas de comportarse de acuerdo al credo o al dios en el cual las personas se afirman. Sin embargo, más allá de todo, existen valores éticos y morales que son compartidos por todos los creyentes y que se aplican más allá de toda fe o ateísmo. A modo general se destacan la paz, la tolerancia y la comprensión mutua como pilares de la paz y la hermandad. El 20 de octubre de 2010 la Asamblea General de las Naciones Unidas inauguró la “Semana Mundial de la Armonía Interconfesional entre todas las religiones, confesiones y creencias” con la intención de generar el diálogo entre las distintas confesiones y religiones, quienes constituyen importantes espacios de la cultura de la paz.

Desde el año 2011, durante la primera semana de febrero de cada año, se celebra dicho acontecimiento con intenciones de encontrar nuevos caminos que lleven a la paz y la armonía entre los estados. “Es imperativo empoderar a la mayoría moderada para que actúe con firmeza contra las fuerzas del extremismo. No obstante, esto solo puede lograrse mediante un liderazgo firme” fue el mensaje de Ban Ki-moon, Secretario General, con motivo de la Semana de la Armonía Interconfesional en Nueva York el 1 de febrero de 2013.

Es evidente que los lazos entre las distintas iglesias, las mezquitas, las sinagogas y los templos son un gran paso para impulsar la comprensión y el respeto entre las diferentes creencias. La paz, como objetivo general en las Naciones Unidas, requiere que este encuentro sea apoyado voluntariamente por los estados. Difundir el mensaje de esta semana y aplicarlo de acuerdo al dogma de cada individuo es imprescindible para que la intención de la resolución 65/5 de la ONU tenga su efecto deseado.

Javier Sadir

jsadir@colectivolapalta.com.ar

Fuente: Organización de las Naciones Unidas