Culiquitaca a la cultura

Fotografía de Gabriela Molina | Culiquitaca Contenidos

Fotografía de Gabriela Molina | Culiquitaca Contenidos

El proyecto nace del intento de formar una revista. Tras una serie de reuniones, de aquella idea de revista solo salió el nombre: Culiquitaca. Este colectivo de producción cultural dejó de lado la búsqueda de una plantilla de diseño y fijó la mirada en la esfera del mundo editorial y audiovisual.

La cultura se resignifica para este colectivo. Así, se hace latente el "choque" en la cultura tucumana. "Un proyecto cultural, que esté alejado de esa asociación frecuente de cultura y nobleza o cultura y elegancia, para mostrar una idea contraria de cultura. Es decir, un mensaje chocante, que moleste e interpele", expresa Juan Pablo López Alurralde, integrante del colectivo cultural Culiquitaca.

El primer proyecto de Culiquitaca a nivel editorial fue "Reñidero", una antología poética de autores tucumanos. Esto significó la apertura editorial para escritores de la provincia, quienes se veían obligados a recurrir a la Universidad Nacional de Tucumán para que sus obras se plasmen en un libro. El esfuerzo y compromiso del trabajo editorial de Culiquitaca se refleja en la calidad del producto final. Las hojas, el detalle de las portadas, las ilustraciones y el cuidado de la impresión pasan por encima a muchos libros de tirada masiva. "Nunca perdimos la intención de formar un producto enmarcado en un bueno formato", explica Juan Pablo a La Palta. Hasta el momento, la editorial cuenta con tres libros publicados. Entre ellos se encuentra "Mamá", una biografía breve de Soledad H. Rodríguez de Fabián Soberón, y una edición doble compuesta por "Relato en son para Mala" y "Clademira y el vuelo" de la escritora Silvia Camuña. Además, se encuentra en proceso la edición de una libro académico.

Este colectivo de producción cultural está compuesto por estudiantes de letras, cine, filosofía y derecho. Desde el punto de vista audiovisual, Culiquitaca produce una serie web llamada "Militants". Se trata de una co-producción de cuatro capítulos. También se llevó a cabo un documental sobre la tradición y Amaicha, en un marco universitario. En ese sentido, desde el colectivo se están mandando proyectos al Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA).

Culiquitaca hace cultura desde un lugar diferente. El colectivo de producción cultural apunta a pararse desde otro lado y eso lo deja en claro desde su nombre. "Se llama Culiquitaca porque somos tucumanos, pero no lo decimos como algo folclórico, sino que nos reconocemos como sujetos del siglo XXI y con todo el saber que eso acarrea en la mente de los integrantes del colectivo", aclara Juan Pablo, en referencia a la retroalimentación constante entre la cultura popular y la cultura de elite, y agrega que "la cultura para nosotros no es algo que de por sí sea bueno, que de por sí sea noble. Es algo que resulta y permite la expresión, aunque varias veces tiene mal olor".

Para más información: FB- Culiquitaca Contenidos

Javier Sadir

jsadir@colectivolapalta.com.ar