Relatos, teatro y música desde Jujuy

Fotografía de Pablo Alemán

Fotografía de Pablo Alemán

Tarjando la memoria es el nombre del espectáculo artístico que se llevará a cabo el 7 de junio a las 12.30 horas en el Congreso de Educación y Política de la Facultad de Filosofía y Letras. También, el mismo día, se presentará en el espacio La Sodería a las 22. El evento tiene como objetivo rescatar el legado artístico y político Andrés Fidalgo, a cien años de su nacimiento.

Poeta y abogado de derechos humanos. Ferviente defensor de los presos políticos y un preso político él mismo. Durante la dictadura cívico-militar y eclesiástica debió exiliarse en Venezuela junto a su esposa. Fidalgo es recordado no sólo por su legado literario sino también por su enorme contribución en la recuperación de la memoria de Jujuy puesto que sistematizó y relevó datos de los desaparecidos, evidenciando así la magnitud de la dictadura en el norte argentino.

Tarjando la memoria es una puesta escénica que articula diversas asignaturas del arte como el teatro, la literatura, la música y, además, la crónica periodística, donde se rescatan fundamentalmente las obras de Fidalgo y su hija Alcira (detenida-desaparecida en 1977), así como también las de otros artistas que trabajaron junto al escritor. “Es también un motivo para poder plasmar todo un movimiento estético, político y cultural que va desde fines de los 50 hasta los 70”, comenta Carlos Rivero, integrante del dúo musical “Tojra” que forma parte de la obra.

Los integrantes y promotores de esta confluencia de disciplinas que reivindica la vida Andrés Fidalgo son la actriz Lola Castro Olivera, el escritor Reynaldo Castro y el dúo Tojra, quienes se presentaron juntos por primera vez el 7 de marzo (fecha de nacimiento de Fidalgo) en San Salvador de Jujuy. Luego fueron convocados en las localidades de San Pedro, Tilcara y Humahuaca, y finalmente abrieron su gira para llegar al resto de las provincias del noroeste argentino. “La idea de llevarlo a otros lugares como Salta y Tucumán, tiene que ver con la cercanía cultural y la conexión histórica de la región” comenta Rivero. Y agrega también que se presentarán en Córdoba en agosto, donde Fidalgo tuvo su formación universitaria. “Sus armas poéticas, políticas y literarias se dieron ahí, como estudiante”.

Este tipo de homenaje es importante según Olivera porque “permite interpelarnos en nuestro quehacer artístico como animadores socio culturales y profundamente políticos. Conocemos a través de él las implicancias de la dictadura en nuestro territorio”.

En el marco del Congreso se presentará una parte de la obra artística, y en La Sodería tendrá lugar la función completa con un valor de entrada de $150 y 2 por $250.

Andrés Fidalgo

Andrés Fidalgo nació en Buenos Aires en 1919. En la adolescencia se trasladó junto a su familia a Córdoba donde se convirtió en soldado voluntario y estudió la carrera de derecho. “Desde temprano estaba en el cuartel, a la tarde realizaba protestas creativas a favor de los republicanos españoles que llegan a Córdoba escapando de la dictadura de Franco” cuenta en su blog personal su amigo Reynaldo Castro.

Por la década del 50, junto a su esposa Nélida Pizarro y sus dos hijas, decidió instalarse en Jujuy. Allí co-dirigió la auténtica revista Tarja durante 5 años (1955-1960) caracterizada por el ímpetu intelectual y la calidad artística. Luego, debido a su “coherencia intachable” como cuenta Castro, lo detuvieron antes y durante la dictadura militar de 1976. De esa manera no tuvo otra opción que exiliarse junto a su esposa en Venezuela. Durante este período, su hija Alcira fue detenida en la provincia de Buenos Aires, y continúa hasta el día de hoy desaparecida.

Con el retorno de la democracia, Andrés y Nélida pudieron regresar a Jujuy donde hizo grandes aportes desde lo literario y los derechos humanos. Además de su prolífica vida como escritor, fue el primero en publicar datos acerca de los detenidos-desaparecidos de la provincia.

El 20 de julio de 2008, una larga enfermedad se llevó la vida del activista. Tal como recuerda Reynaldo Castro: “en el Día Provincial de los DDHH y también del amigo, murió significativamente Andrés Fidalgo, un luchador y un amigo”.