Hallazgos que construyen historia

Fotografía: Ezequiel Medina

Fotografía: Ezequiel Medina

Que Tafí Viejo es un territorio con historia es algo que se sabe. Pero que sea el territorio que da cuenta de uno de los hallazgos prehistóricos más antiguos de Argentina es una novedad que llama la atención de arqueólogos y científicos de diferentes puntos del país. Y es que en el balneario de “La Toma”, ubicado en el pedemonte taficeño, se encontraron seis vasijas que datan de hace 3 mil años. La fecha más antigua de la que se tenga conocimiento en el país respecto a la existencia de cultura, según los expertos.

Todo comenzó el 7 de mayo de 2018 a partir del llamado de un vecino a la municipalidad informando el hallazgo. El descubrimiento fue realizado por habitantes de la zona al iniciar excavaciones con la intención de construir el pozo para un baño. A partir de esto intervinieron varios especialistas, puesto que la municipalidad de Tafí Viejo tiene un convenio con el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) de colaboración y asesoramiento científico. También participaron expertos de la Dirección de Patrimonio de la provincia de Tucumán, encargados de regular que dicho patrimonio sea manejado de forma adecuada. Además, al grupo de investigadores se sumó el equipo del Centro de Interpretación Arqueológica de Tafí Viejo Thaaui.

“Cuando llegamos a la zona empezamos a excavar y nos dimos cuenta que no era una, sino cuatro vasijas dispuestas en línea con dos vasijas más pequeñas en su interior. A su vez cada vasija tenía un molar adentro”, explica Guillermo Ortiz, arqueólogo del Instituto de Arqueología y Museo de la Dirección de Patrimonio y del Instituto Superior de Estudios Sociales (ISES, CONICET-UNT) y encargado del Centro de Interpretación Arqueológica de Tafí Viejo Thaaui. Luego se sumó el trabajo de investigación para determinar el uso que se le daba a esas vasijas. A partir de un análisis de microrestos en un laboratorio con botánicos especializados del CONICET se descubrió que estas vasijas habían contenido bebidas alcohólicas. “Se encontró almidón, que al tener un cambio enzimático produce bebidas alcohólicas. Eso estaba dentro de las dos jarritas, dando entender que eran vasos para beber el alcohol”, explica Guillermo. También se descubrió que la pieza correspondía a la cultura Candelaria que es típica de la zona de las yungas y pedemontana.

Lo llamativo del estudio fue que una de las vasijas tenía rasgos femeninos y de aves. Dentro de las piezas también se encontraron molares de una niña. “Eso se interpreta como un ritual donde la mujer se convierte en ave. Este tipo de pasajes es muy característico de la cultura Candelaria”, dice el arqueólogo. Este pasaje de iniciación representa el paso de niña a mujer a partir del ave que le transmite la valentía. En este ritual tatuaban a la mujer como ave y participaba toda la familia junto a los chamanes. “Sería como la ceremonia de los 15 años de hace 3 mil años”.

No es la primera vez que se realiza un trabajo investigación en relación a las culturas ancestrales y prehistóricas en Tafí Viejo. En el año 2017 se hallaron restos óseos de culturas prehispánicas que resultaron ser de un Chamán de hace 2000 años. Esto demuestra la importancia del patrimonio en la provincia y, sobre todo, en el departamento de Tafí Viejo. Fue a partir de eso que se inauguró, con apoyo de la Municipalidad, el Centro de Interpretación Arqueológica de Tafí Viejo Thaaui. “El trabajo del municipio es fundamental, porque no se puede hacer ciencia si no hay voluntad política”, afirma Guillermo Ortiz asegurando que la gestión del actual intendente Javier Noguera permitió el avance de los estudios arqueológicos que preservan el patrimonio de la ciudad del limón. “El papel del Intendente fue fundamental para que se haya reconstruido el patrimonio. Él intervino para evitar que fiscalía confisque los hallazgos y que terminen archivados en una caja en Tribunales”, comenta el experto.

Las cuatro vasijas grandes y los dos vasos más pequeños serán presentados este viernes a las 19 horas en la Hostería Atahualpa Yupanqui de la ciudad de Tafí Viejo. En ese mismo espacio se encuentra el museo Thaaui que contiene los restos óseos encontrados hace dos años del chamán “Ishma”, como fue bautizado, y al que ahora se le sumarán estas vasijas prehispánicas. En la presentación estará presente la genetista Cristina Dejean de la Universidad de Buenos Aires (UBA), quien realizó estudios sobre el ADN del chamán. Es por ello que el viernes también se darán a conocer los resultados de esos estudios que permitirán conocer el linaje y origen de los taficeños. Es decir, la ascendencia materna del ADN. “Esto permite que la gente también conozca la importancia de lo que pueda llegar a encontrar en su casa y cómo se debe proceder. Es fundamental que el vecino sepa de estas cosas. Muchos intentan vender las piezas pero las piezas arqueológicas no se compran, es un delito. Se donan para colaborar con la historia y la sociedad”, concluye Guillermo.

Y es gracias a esa colaboración que se permite conocer la historia de los territorios y se crea identidad. Tan importante es para la historia que antes de esto se creía que la población de Tafí Viejo empezó cuando se inauguró como una villa veraniega y que creció a partir de la llegada del ferrocarril. Hoy se sabe que en estas tierras vivieron personas hace más de 3 mil años.