Políticas serias para que no haya ni una víctima más

 Imagen: Delfina Campero | Colectivo La Palta

Imagen: Delfina Campero | Colectivo La Palta

Tucumán no es ajeno a la situación de maltrato que miles de mujeres sufren por parte de sus parejas. La violencia doméstica es una realidad que muchas viven pero pocas se animan a denunciar. Las razones son muchas. El miedo a las consecuencias después de la denuncia, ya que sus parejas pueden tomar represalias severas; la necesidad, porque muchas mujeres dependen del sustento económico que les brinda su pareja tanto para ellas como para sus hijos; desconfianza de la justicia que no se maneja con responsabilidad ante los casos de violencia de género porque no hay protocolos bien estructurados para la atención y la contención de estas víctimas; y otras tantas que tienen que ver con la situación de dominación que vive la mujer que es violentada. Es por esto que desde diferentes organizaciones sociales se viene pidiendo que se declare la emergencia en violencia sexual y doméstica para que el Estado tome en sus manos la protección integral de estas víctimas. Esto implica necesariamente que se destine presupuesto para poder afrontar la problemática y que se apliquen protocolos específicos de atención a las mujeres que sufren la violencia doméstica. Hay que tener en cuenta que al hacer la denuncia la mujer queda totalmente vulnerable en la mayoría de los casos, tanto física como mentalmente, y es por ello que se vuelve necesario la intervención de organismos en pos de su protección.

Marcela Chiaro, que fue hallada sin vida hace unas semanas en un cañaveral en la localidad de Lules, es una víctima más de este flagelo. El principal sospechoso es su marido quien se encuentra detenido en la cárcel de Villa Urquiza. Jaquelina, hermana de Marcela, comentó a La Palta: "no hay respeto, hay cosificación de la mujer, de la persona, no hay respeto por la vida". Además contó que los restos de Marcela serán entregados a su familia a partir de la segunda quincena de setiembre, una vez que la justicia termine de realizar las pericias para determinar las circunstancias y el o los autores del crimen.

Es imperante que el Estado tome cartas en el asunto y que no haya ni una Marcela más. Las mujeres se animarán a denunciar cuando se establezcan políticas serias para combatir la problemática, que afecta a muchas más de las que se tienen registros.

Marianella Triunfetti

mtriunfetti@colectivolapalta.com.ar

Si sos víctima de violencia te podes comunicar con:

    • INADI: 0800-999-2345
    • Observatorio de la Mujer: 4522443
    • Oficina de Violencia Doméstica: 4248000
    • Defensa Civil: 103