O sos mía o no sos de nadie

Vos sos solo mía.
No podes salir sola, es muy peligroso.
Con ese escote vas a parecer una puta.
 Imagen de Ambro /  FreeDigitalPhotos.net

Imagen de Ambro / FreeDigitalPhotos.net

A simple vista frases como estas podrían llegar a interpretarse como el amor infinito de un hombre por una mujer. ¡Pero cuidado! Detrás de la máscara de “te cuido porque te quiero” suelen ocultarse conductas y personalidades violentas. Esto es una patología, “o mía o de nadie”, y encierra una perversidad muy grande porque, por ejemplo, al quemar a una mujer, la intención no es matar, la intención es dañar, desfigurar, destrozar, la intención es “nadie te va a querer” y “si no sos mía, no sos de nadie”.

La violencia en el noviazgo es una realidad y el mecanismo por el cual se manifiesta es más sutil que en la violencia doméstica porque, precisamente, no hay una convivencia de por medio. Pero al mismo tiempo hay señales más visibles en esta etapa que a veces la persona que quiere al agresor las confunde con cariño o amor.

La Dra. Lucia Briones, de la Dirección de Familia y Desarrollo Comunitario - Departamento de Violencia, Mujer y DDHH de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, alertó sobre las actitudes que hay que tener en cuenta para detectar que no se trata de amor, sino de manipulación y control sobre la mujer.  “Te empiezan a cuestionar amistades, te empiezan a aislar de los amigos o amigas, empiezan a predisponerte mal contra tu familia, buscan elegirte hasta la ropa que te vas a poner. El problema esta cuando esto se convierte en hábito”, decía Briones.

Además comentó que se reciben muchas consultas de parejas de novios entre 15 y 30 años por problemas de violencia. Años atrás, dijo, las consultas que se recibían eran de mujeres mucho mayores y casadas. El problema es que, la mayoría de las veces, solo consultan cuando pasa un hecho desgraciado porque es ahí cuando toman conciencia del peligro de este tipo de situaciones. Es por ello que insiste en la detección de estas conductas que pueden llevar a la violencia.

Al consultarle por las recomendaciones ante este tipo de circunstancias Briones hizo hincapié en tomar distancia y consultar con profesionales porque, tal vez, se puede trabajar con la otra persona ya que la violencia es una conducta aprendida y naturalizada, y es un trabajo del otro reconocerse como violento y querer cambiar.

“Toda situación de violencia en una pareja tiene solución, se puede vivir de otra manera, se debe vivir de otra manera. Lo importante es que quien lo sufre, quien lo padece sepa que tiene derechos y que puede vivir sin violencia. Se tiene que atrever a buscar ayuda, no se puede salir de una situación de violencia solo” concluía la Dra. Lucía Briones.

Marianella Triunfetti

mtriunfetti@colectivolapalta.com.ar

Si sos víctima de violencia te podés comunicar con:

  • INADI: 0800-999-2345
  • Observatorio de la Mujer: 4522443
  • Oficina de Violencia Doméstica: 4248000
  • Defensa Civil: 103