El Estado ausente se convierte en figurita repetida

 Fotografía de Nicolás Tuero

Fotografía de Nicolás Tuero

El acceso a la salud es una tarea difícil de llevar a cabo en la provincia. La misma se vuelve más dura cuando se trata de localidades del interior.

Profesionales que no existen o que solo dan pocos turnos, recursos que son destinados a otras tareas (como ambulancias que nunca están disponibles) y falta de conocimiento de los derechos por parte de la población son algunas de las causas que hacen que acceder al sistema de salud sea una meta difícil de alcanzar.

Yanina Muñoz, integrante de MuMaLa Tucumán (Mujeres de la Matria Latinoamericana), comentó que la realidad que se vive en el interior de la provincia es muy dura respecto a la salud de las mujeres. Fueron muchas las experiencias que recogieron a lo largo de los talleres que realizaron en varias localidades de la provincia con motivo de la campaña “El derecho a la salud es un derecho de todxs”. La misma se lleva a cabo en el marco del 28 de Mayo, día en que se conmemora el Día Internacional de la Salud de la Mujer.

“Nos encontramos con casos en que no conocían ningún método anticonceptivo, ni siquiera los de distribución gratuita como los preservativos”, comentaba Yanina. Los objetivos de los talleres eran, por un lado, dar a conocer las leyes que existen en relación a la salud de las mujeres, porque una persona empoderada y que conoce sus derechos los exige y puede cambiar la realidad; y por otro lado, difundir ítems básicos sobre salud sexual como los métodos anticonceptivos para que, a partir de esto, las mujeres puedan decidir si usar algunos de los métodos de acuerdo a su realidad, sus necesidades o su cuerpo.

“Estamos hablando de gente que vive a dos casas del C.A.P. (Centro de Atención Primaria) y no conoce los anticonceptivos de distribución gratuita”, decía Yanina refiriéndose a la importancia de que esta información sea accesible a la población para poder evitar embarazos no deseados, realizar una planificación familiar o evitar enfermedades de transmisión sexual.

La existencia de Organizaciones No Gubernamentales, como MuMaLa, que deben ocuparse de tareas como la difusión de información de esta índole, da la pauta de los vacíos que deja el Estado que es quien debiera educar, asegurar el acceso a la salud, implementar políticas tendientes al cuidado de la sociedad, en este caso específico, a la salud de las mujeres.

Desde MuMaLa se piensa que la educación en materia de salud sexual es primordial para mejorar la calidad de vida de las mujeres. Y si bien no cuentan con los recursos necesarios para llevar a cabo más talleres, confían en que los flujos de información se multipliquen y contribuyan a generar mayor conciencia sobre la problemática.

Marianella Triunfetti

mtriunfetti@colectivolapalta.com.ar