"La lucha por la salud de las mujeres es la lucha por la vida"

 Fotografía de Marianella Triunfetti | Colectivo La Palta

Fotografía de Marianella Triunfetti | Colectivo La Palta

La salud de las mujeres se encuentra en alerta desde años remotos. De por sí ser mujer y enfrentar los avatares de una sociedad machista fue siempre un tema de debate y crítica. Una sociedad que señala y mira a través de los ojos del macho. Macho que desconoce lo que la anatomía femenina habla. Macho que no es consciente de lo que significa un vientre. Macho que se respeta pero no comprende. "Las mujeres somos las encargadas de llevar a los niños al hospital. Ya partiendo de eso, vamos a la madrugada a hacer cola y somos las últimas en atender nuestra propia salud", comenta Vicky Disatnik, integrante del equipo de la Casa de las Mujeres Norma Nassif,  y agrega que "todo lo que tiene que ver con los estudios ginecológicos y toda esa situación que se genera en las mujeres, por ser mujeres, está desatendida y los principales responsables son el gobierno provincial y el gobierno nacional". Con esto se deja en claro la lucha por una atención digna a la salud de la mujer. Por ejemplo, en los embarazos se descalcifican y no hay atención odontológica. Tampoco existe atención de la densitometría ósea necesaria para una mujer que está entrando a la menopausia ni servicios que atiendan los problemas ginecológicos graves, lo que lleva a que muchas mujeres pasen años sin atención ginecológica.

En relación a esto, el pasado martes 28 de mayo se conmemoró el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres. Con la participación de organizaciones, partidos, sindicatos y movimientos, se realizaron actos y reivindicaciones al mismo. Entre los ejes principales de la lucha, se exige al gobierno nacional y provincial educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir. Además se busca el cumplimiento del fallo de la Corte de Justicia de la Nación de aborto no punible. También se pide educación sexual laica y científica en todos los niveles educativos, así como la no a la injerencia de la Iglesia en la educación y en la salud. En relación a esto se suma el pedido de aumento de presupuesto para la salud pública, una auténtica política de cobertura integral de la maternidad para que todas las mujeres que deseen ser madres puedan tener las garantías en salud, alimentación y educación, planes de fertilización gratuitos en todos los hospitales públicos del país y la no privatización sanitaria.

"Tucumán es una de las dos únicas provincias del país que no adhirió nunca a la Ley de Salud sexual y reproductiva", denuncia Disatnik en relación al gobierno provincial, agregando que "ahora hay un ninguneo absoluto de que este tema, no se habla, no se trata. Hay una presión muy grande de los sectores religiosos que operan como dueños de la verdad sobre el cuerpo de las mujeres".

Esto se relaciona con el pedido constante de la declaración de la emergencia en violencia sexual y doméstica a partir de la constante opresión de la mujer en la sociedad. En estos días la opresión particular se ronda en la violencia de género.Vicky comenta que "toma vida pública cuando pasa una desgracia. Eso es terrible que siga ocurriendo" en referencia a la mediatización del tema detrás del amarillismo y la espectacularización de la noticia que lo banaliza."El pedido de emergencia tiene que ver con la vida y con su salud" dice Disatnik a partir de los dos ejes de la emergencia: las violaciones y la violencia doméstica.

Sin embargo, algunos cambios empiezan a notarse con tanta lucha. Hace unas semanas se  realizó en la Maternidad un aborto no punible a una nena de 11 años, víctima de una violación por parte de su padre, que aún sigue prófugo. "Lo que hicieron en la Maternidad es lo que corresponde. O sea, hay un protocolo de aborto no punible que tiene la Nación y hay una ley que tiene 100 años que establece cuáles son los abortos no punibles que están garantizados por la ley", explicó Vicky en referencia al hecho, que se considera muy importante porque se entiende que, por primera vez en la historia, la Maternidad y los médicos que allí trabajan cumplieron con la ley. Por lo tanto, desde la Casa de las Mujeres Norma Nassif se presentó en la legislatura un protocolo de aborto no punible y, en la Justicia, una demanda con la intención de que se desplace a archivos la denuncia del apoderado legal del PRO que pidió que se sancione penalmente a los médicos y a la estructura de la Maternidad.

Los movimientos de mujeres que se gestan y la instalación del debate en las calles que rompa con tabúes, barreras sociales y prejuicios son muy necesarios para el bienestar de cientos de mujeres que no tiene el acceso a una salud digna. Caer en dicotomías como pro-vida/anti-vida y simplificar un debate tan profundo que se expresa en lo particular de cada caso, de cada cuerpo y de cada mujer, genera un retroceso en el desarrollo de una sociedad más igualitaria, más justa y más equilibrada. Así la integrante de la Casa de las Mujeres Norma Nassif reflexiona que "el movimiento de mujeres en Argentina tiene mucha salud. La lucha por la salud de las mujeres es la lucha por la vida".

Javier Sadir

jsadir@colectivolapalta.com.ar