"Mi hija descansa en paz porque sabe que hay gente luchando por ella"

 Fotografía de Marianella Triunfetti | Colectivo La Palta

Fotografía de Marianella Triunfetti | Colectivo La Palta

El pasado martes se realizó una nueva marcha en contra de la impunidad en la provincia de Tucumán. Con la intención de gritarle al dolor, golpear al silencio y exigir justicia de verdad, Alberto Lebbos marchó alrededor de la histórica plaza de la provincia y frente a la casa de gobierno, cúspide del poder en Tucumán. Poder que es imputado en el crimen de la Paulina Lebbos, hija de Alberto. En los últimos días se conoció la acusación contra un hijo del gobernador José Alperovich por el crimen. Esto despertó las dudas, opiniones y debates a lo largo del país que pusieron en el tapete la corrupción de un poder que crece con los años.

"Mi hija Paulina es una joven asesinada por degenerados protegidos por el gobierno", denunció el padre de Paulina en la marcha sentenciando al gobierno de Alperovich y agregó que "son unos atrevidos que le faltan el respeto a todo el pueblo tucumano" manifestando su bronca hacia la actitud de la familia Alperovich.

La impunidad que se alimenta con la corrupción se repudia en todos los ámbitos y es un tema del que ningún tucumano está exento.

"Mi hija descansa en paz porque sabe que hay gente luchando por ella" declaró Alberto Lebbos, dejando en claro su lucha y su constante búsqueda de la "verdad verdadera"

Javier Sadir

jsadir@colectivolapalta.com.ar