La comunicación no existe sin compromiso

 Fotografía de Javier Sadir | Colectivo La Palta

Fotografía de Javier Sadir | Colectivo La Palta

Decir “trata de blancas”. Calificar de “trabajadora sexual” a una víctima de trata de personas. Confundir a hombres-prostituyentes con “clientes”. Ésos son algunos de los errores más comunes en los cuales los comunicadores caen al momento de abordar el delito de la trata de personas.

Aunque la intención sea dar a conocer esta problemática, son muchos los casos en los que se  genera un tratamiento periodístico equivocado. Y es común que los comunicadores no se encuentren capacitados en este tipo de temas sociales que se conocen en profundidad de hace unos años. El problema radica en las consecuencias que pueden ocasionar una palabra mal puesta, un descuido en la redacción o la publicación de información confidencial.

No sólo se trata de ética y profesionalismo. Se trata de ser humanos, porque se habla de seres humanos.  Víctimas de un delito organizado que destroza su vida y la de su familia.

Por eso, cuando se aborda la trata de personas un comunicador debe saber que está abordando vidas y que está tratando con un delito del que puede ser cómplice con tan sólo un sinónimo o una expresión mal usada.

El pasado viernes 5 de julio se llevó a cabo un seminario de capacitación para periodistas sobre el delito de la trata de personas, organizado por la Fundación María de los Ángeles, el Programa Memoria en Movimiento y la Secretaría de Comunicación Pública de la Nación. Dicha capacitación tuvo como objetivo brindar herramientas a los comunicadores que permitan un abordaje sano, ético y correcto de noticias donde haya involucradas víctimas de trata de personas. Además se buscó explicar el proceso delictivo de la trata de personas y las formas de captación y sometimiento de las víctimas, así como también propiciar la generación de una red de periodistas que se comprometa en la cobertura responsable de los casos periodísticos vinculados a la temática de trata de personas.

“Los medios a los que pertenecen tienen una gran cuota de responsabilidad en que hoy haya una capacitación en tema trata” expresó a los periodistas José D'Antona, abogado querellante de la causa Marita Verón, y aclaró que muchas veces a los periodistas los mandan a cubrir un juicio sin estar capacitados en cómo tratar un tema en los que intervienen abogados, psicólogos y otros especialistas a los cuáles hay que interrogar y con los que se debe trabajar en conjunto.

Además, se rescató la importancia del “compromiso” en el abordaje periodístico. Un compromiso que lleve al comunicador a meter los pies en el barro y aportar desde su labor a la lucha, al cambio y al bienestar. En relación a esto, D'Antona decía que “Si no hay verdad, no va a haber comunicación. Lo que va a haber es simplemente transmisión”.

En el seminario también se dio a conocer las políticas implementadas desde el Estado para combatir este delito, y se brindó material útil para el tratamiento de esta problemática:

Decálogo para el abordaje periodístico de la trata y la explotación sexual – Material otorgado en el Seminario. (Para descargar: Click derecho/Guardar enlace como…)

Javier Sadir

jsadir@colectivolapalta.com.ar