Por la igualdad ante la vida

Fotografía de Exequiel Reinoso | Colectivo La Palta

Fotografía de Exequiel Reinoso | Colectivo La Palta

La esquina más transitada del centro tucumano fue el escenario elegido. El calor del jueves apuraba a gente que caminaba por la intersección de calle Mendoza y Peatonal Muñecas. En un instante las voces callaron. La cotidianidad se detuvo para romperse con el grito de una mujer desesperada. De repente, seis de ellas comenzaron a correr por la peatonal asustadas, nerviosas, gritando “ayudenme, por favor”. Muchos quedaron sorprendidos, hasta los agentes de policía que custodiaban el lugar. ¿Qué estaba pasando? Todo formaba parte de la representación teatral, denominada “¿Donde están?”, que se realizó por la lucha contra la violencia de género y los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, intersexuales y queers (LGBTIQ). Las mismas fueron organizadas por la Comisión de género, creada mediante la toma de cuatro facultades de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), y la Comisión de LGBTIQ, que nació en el primer encuentro provincial de mujeres y LGBTIQ.

"Estudiantes y trabajadores de diversas áreas y carreras nos agrupamos para poner en marcha un plan de lucha en defensa de nuestros derechos, los cuales nos comprometen a todos, independientemente de nuestras condiciones sexuales: heterosexual, homosexual, bisexual, transexual, intersexual, etcétera", señalaron desde las comisiones.

La intervención artística estuvo a cargo de estudiantes de teatro de la UNT, que mostraron situaciones de violencia doméstica, trata de personas y discriminación, que muchas veces se sufren en silencio. De este modo, según comentó Fernanda, estudiante de artes, se busca visibilizar la problemática para que la comunidad conozca lo que pasa en la actualidad y se reivindiquen los derechos de las mujeres, lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, intersexuales y queers.

Mientras se desarrollaba la representación el lugar comenzó a llenarse de público. Algunas personas miraban sin saber qué pasaba y otras prestaban atención y comentaban con el vecino casual. “Es muy importante que se muestre esto. Son cosas que están pasando. Cada vez son más los casos de violencia y discriminación que se viven a diario”, opinó Silvia.

Ella tiene razón. En el último tiempo los casos de femicidio se incrementaron de manera considerable por lo que se exige la declaración de emergencia en violencia sexual y doméstica. Además, según comentó Paola, miembro de la comisión organizadora, la lucha también tiene como objetivo la abolición del código de contravenciones, vigente desde la dictadura. Esto se debe a que, mediante la normativa, la comunidad transexual es afectada por el abuso del poder en manos de la policía local, que se materializa en fuertes sumas de dinero para poder trabajar en la noche.

Para continuar con la lucha se organizaron actividades el viernes, con la proyección del filme “Stonewall” y un recital de poesía y de literatura. Como cierre, el sábado se realizó la marcha por los derechos LGBTIQ, que se llevó a cabo de manera simultánea en varias provincias del país. Ese día se celebró el Día Orgullo LGBTIQ en la Argentina.

Además de los objetivos antes mencionados, la marcha gritó por la aplicación de la Ley de Educación Sexual Integral y una educación laica. Por otro lado, según comentó Paula, que los derechos de la comunidad LGBTIQ sean respetados no solo es responsabilidad del Estado, sino de toda la comunidad. Actualmente, el país cuenta con la aprobación e implementación de la ley de Matrimonio Igualitario e Identidad de Género. Aún así la discriminación hacia la comunidad gay existe. “Porque igualdad ante la ley no es igualdad ante la vida”, sostuvo.

Exequiel Reinoso

ereinoso@colectivolapalta.com.ar