Un día que exige respuestas a un Estado violento

 Fotografía de Ignacio López Isasmendi

Fotografía de Ignacio López Isasmendi

El 25 de noviembre se estableció como el día de la lucha contra la violencia hacia la mujer. Los casos de femicidio, la trata de personas, los abortos clandestinos y la falta de presupuesto para refugios de mujeres víctimas de violencia llevaron a organismos, partidos políticos, frentes populares y cientos de ciudadanos a exigir por políticas que contemplen los derechos de las mujeres.

Tucumán es una de las provincias en las que más se han visibilizado los casos. Nombres como Paulina Lebbos, Marita Verón, Marcela Chiaro, Pamela Laime o María Medina se suman a la lista de mujeres víctimas que marcaron un camino de lucha. Además, en la provincia se llevaron a cabo juicios que demostraron la importancia de la declaración de la emergencia en violencia sexual y doméstica. Debates orales como el primer juicio del país bajo la ley de trata de personas, o la sentencia que condenó al femicida de María Medina, mujer asesinada tras ser quemada por su pareja.

El pasado martes, organizaciones militantes en defensa de los derechos de la mujer y público en general marcharon por las calles tucumanas para dar a conocer la situación. “Hoy estamos visibilizando los casos que nos llegan como demanda y tienen que ver con un incremento y una deficiencia de las instituciones que abordan esta problemática”, comenta Yanina Muñoz, integrante de MuMala (Mujeres de la Matria Latinoamericana), y agrega “queremos que se dé el presupuesto para que se apliquen las medidas necesarias para la creación de refugios y para que se aplique la Ley 26.485 de protección integral hacia las mujeres”.

En la marcha participaron referentes de las causas de violencia de género en la provincia, como el padre de Paulina, Alberto Lebbos, asesinada en 2006. “Yo con orgullo vengo a abrazarme con todas ustedes que siempre en cada lucha están pidiendo por Paulina y por todas las víctimas de la impunidad”, dijo Lebbos y denunció que “el gobierno amenaza a las mujeres con que le van a quitar las jubilaciones, los planes o el plato de comida si no los votan. Eso es una terrible violencia y la ejercen desde el más alto nivel del gobierno. Por eso hay que repudiar todas esas manifestaciones”. La movilización puso el foco en destacar la responsabilidad que tiene el Estado para dar respuesta a las mujeres víctimas. Así lo dejaron en claro los ciudadanos que recorrieron la calle 25 de Mayo exponiendo los nombres que dan cuenta de la realidad. “Planteamos la principal responsabilidad en el Estado porque mucha mujeres que fueron asesinadas habían realizado la denuncia y no se les dio ningún tipo de respuesta. Finalmente el destino fatal es la muerte”, expresó Alejandra del Castillo, integrante del Partido Obrero. Alejandra declaró que esta situación de indefensión que afecta a las mujeres también se manifiesta en la precarización laboral y en la falta de viviendas, “básicamente este día de lucha es contra la violencia institucional que ejerce el Estado”.

El pedido más urgente por parte de los organismos, frentes de lucha y ciudadanos en general giró en torno al dictamen de medidas contra la violencia doméstica. Políticas que cuenten con un presupuesto adecuado para asistir a las mujeres. Acciones que sean pensadas en pos del quiebre de la dependencia económica que lleva a que muchas mujeres no puedan progresar.