¿Vamos al cine?

Un poco de historia 

Fotografía de Ricardo Yance

Fotografía de Ricardo Yance

Si fue hace treinta o veinte años que el entonces cine Metro cerró sus puertas es algo no se puede saber con exactitud. La memoria de varios taficeños que vivieron el esplendor de esta época, se remite a distintas fechas y momentos. Pero lo que sí está confirmado, es que el 25 de mayo de 1935 todo el pueblo taficeño se reunió en la inauguración cine Avenida, que luego se llamó Metro, y actualmente volvió a abrir sus puertas como Cine de la Sociedad Española.   

Por aquel entonces, a las 18.15, la sala del cine Avenida estaba repleta. Y lo mismo sucedía en la función de las 21.30. Pero todo esto no era casualidad, la ciudad del limón tenía, desde 1912, la pasión por el séptimo arte plasmada en sus calles. Es así que el primer cine de la ciudad se remite a esa fecha pero no fue el único. Hubo siete espacios cinematográficos a lo largo y ancho del municipio, y que tienen sus historias particulares. 

Toda la historia en Tafí Viejo está atravesada por los talleres ferroviarios, y la de los cines taficeños no es la excepción. Con la construcción de los talleres a partir de 1902, la ciudad comenzó a poblarse de personas que llegaban de diferentes puntos del país y el mundo. Fue así que la diversidad cultural trajo la creación de muchas instituciones como las sociedades argentina, española, antoniana e italiana, todas ellas con espacios audiovisuales en algún momento de su trayectoria. Pero el paisaje diario de esa época también lo mostraba. La avenida principal de la ciudad era el punto de encuentro para los tucumanos que hallaban, en toda su extensión, distintas alternativas culturales y de diversión. 

Con el paso del tiempo, la diversidad que tenía la ciudad trajo nuevas atracciones  y dejó al olvido otras tantas. La aparición de la televisión vio morir a varios de los cines taficeños, hasta el punto que, después de los 60, solo quedaban tres en pie. Uno ellos fue el cine Metro (ex Avenida) que fue el primero en proyectar películas a color. El asombro por esta nueva tecnología aglutinó a más de 800 personas en el estreno de “El Manto Sagrado”. A partir de los 90, ninguno de los cines funcionó con la cotidianidad de aquellos años. Solo se realizaron proyecciones aisladas que no tenían el apoyo del público. Aunque, en 2011, el cine de la Sociedad Española se llenó con el estreno del documental “Sobre Los Rieles de la Historia”, realizado por un equipo técnico tucumano y el cual recibió un premio al plan de fomento para contenidos audiovisuales de la Televisión Digital Argentina. 

El sueño que se cumplió 

Para la mayoría de los taficeños volver a reabrir el cine de la Sociedad Española era una asignatura pendiente. Si bien la estructura estaba intacta, en términos generales, los equipos no funcionaban y habían quedado atrás en el avance tecnológico. Sin embargo, desde el 2014, comenzó una etapa de digitalización de la sala para que, en un futuro no tan lejano, el séptimo arte volviera a la ciudad. Y ese futuro se concretó el viernes 12 de junio, día en el que la sala fue reabierta como sede de la red MERCOSUR Audiovisual. “Esto es un proyecto presentado por Argentina a los países del MERCOSUR y que tuvo como resultado un convenio de unión que pretende fortalecer contenidos cinematográficos de la región. También recuperar espacios audiovisuales como el cine de Tafí Viejo y promover culturalmente el contenido que se produce en los países vecinos”, explicó Pedro Vicente, coordinador del nuevo espacio audiovisual. 

Para que el cine sea reabierto fue necesario, por un lado, refaccionar toda la cabina de proyección, y por otro, incorporar nuevas tecnologías. Fue así que el municipio donó un equipo de audio profesional 7.1 y el Instituto Nacional de Artes Audiovisuales un proyector DLP.  “La sala de Tafí Viejo tiene el mismo sonido que tiene cualquier cine de todo el país. O sea que es un cine profesional. Además gracias al sistema de servidor de datos on line que nos proporciona el MERCOSUR audiovisual, se realiza la ingesta de todo el material para poder estrenar el material de forma simultánea en todas las salas”, contó Pedro. 

Si hay algo que no se cambió, fue la estructura de la sala que un verdadero patrimonio cultural. Las butacas de madera siguen intactas al igual que la pantalla con la que se fundó el cine en 1935. Y es esta misma la que hoy viste el gran salón de proyección. “Esta en un estado de conservación bastante bueno. Para todo los taficeños, volver a ver esa pantalla es también recorrer años de historia”, explicó Vicente, quien agregó se está pensado solo en cambiar el lienzo, en un futuro.  

“Es un precedente para que, de aquí en más, se cree un camino, un proceso para volver a tener el cine en su mayor esplendor. Lo importante de esto es que Tafí Viejo se posiciona como un polo audiovisual y que, además, se pretende llegar a la digitalización total de la sala”, reflexionó Pedro. Para él el desafío ahora está en trabajar en conjunto con las instituciones de la ciudad para generar nuevos espectadores y nuevos proyectos. Porque el espacio no solo fue pensado para la proyección de films sino como un espacio cultural en el que se puedan realizar charlas debates, talleres y todo tipo de actividad relacionadas al el séptimo arte.

A partir de ahora, la idea es realizar proyecciones los viernes y sábados en horarios centrales, teniendo en cuenta que son los días con mayor vida social en Tafi Viejo. Las entradas tendrán un valor mínimo, que serían de 15 pesos para público en general y 10 pesos para estudiantes y jubilados. El dinero recaudado será para mantener las instalaciones y hacer nuevas inversiones en el proceso de digitalización de la sala. 

 “Ahora todo esto va a depender de la comunidad de Tafí Viejo, de que nos apoyen y le den la oportunidad a ese otro tipo de cine que tiene que ver con la cultura, con lo social”, explicó Vicente ya que, para que la iniciativa perdure en el tiempo, es fundamental que el público taficeño y tucumano apoye la iniciativa y se interese por cultura cinematográfica de los países del MERCOSUR. “Se proyectarán películas que no se verán en otros ámbitos y, por sobre todo, que cuentan muy buenas historias. Sabemos que Tafí es una ciudad cultural, y sabemos que la gente nos va a acompañar y se irá generando la cultura del cine, la formación de espectadores y de futuros realizadores tucumanos” agregó.

Después de tantos años, los taficeños pueden volver a decir que tienen un cine en su ciudad. Y no se trata de cualquier cine, sino de un espacio impregnado por la historia de un pueblo. Un espacio que hoy es una de las tres salas de la red MERCOSUR Audiovisual. Un lugar que abrió sus puertas para que la comunidad se apropie de él y reviva el esplendor de la cultura cinematográfica.