Encuentro y debate para seguir construyendo

 Fotografía de Bruno Cerimele | Agencia Infoto

Fotografía de Bruno Cerimele | Agencia Infoto

De cara al 29° Encuentro Nacional de Mujeres, que este año se realiza en la ciudad de Salta del 11 al 13 de octubre, cientos de mujeres tucumanas se organizaron para asistir y seguir debatiendo y luchando por sus derechos. Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumala) es una de las organizaciones de Tucumán que asistirá al encuentro. Mumala trabaja, sobre todo, con la prevención y capacitación en cuestiones de género. Sus campañas tienden a visibilizar las problemáticas de las mujeres.

Yanina Muñoz, coordinadora provincial de la organización, comentó que trabajan con distintos ejes. La trata de personas fue el primer problema al que se abocaron cuando se organizaron en la provincia, “ese año se llevaba a cabo el juicio por Marita Verón, asi que tomamos como eje la trata para trabajar a partir de ese caso tan simbólico”. La violencia hacia las mujeres es otro de los problemas sobre los que trabaja la organización. Para luchar contra este flagelo, distintas organizaciones de mujeres de la provincia, entre ellas Mumala, exigen hace años la declaración de la emergencia en violencia sexual y doméstica. Muñoz explicó que, si bien esta no es la solución para erradicar la violencia ya que entiende que es un problema social y cultural complejo, “nos daría el marco para la aplicación de las leyes que existen y para que se pongan prioridades”.

En Tucumán el femicidio es una dolorosa realidad. Además, son miles las mujeres que sufren en silencio la violencia y otras tantas que se animan a denunciar e intentar salir de esa situación. Muchas veces esta tarea se hace difícil, ya que en la provincia no se aplica la Ley Nacional 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales. Teórica y discursivamente la ley tiene todo, adelantaba Muñoz. Lo que hace es ampliar la definición de violencia, sus tipos y modalidades. También contempla el procedimiento que hay que seguir en casos de violencia y las soluciones para salir de esa situación. El gran problema, afirma, es que no hay presupuesto para su aplicación a nivel nacional. 

El órgano encargado de la aplicación de la ley es el Consejo Nacional de Mujeres, que año a año tiene menos presupuesto. A partir de un informe realizado por Mumala, Yanina cuenta que en el año 2013 el porcentaje asignado para el Consejo fue de %0,0027 del total del presupuesto nacional, lo que equivale a unos $13 millones. La mitad de ese dinero es para los salarios de las personas que trabajan allí, el resto se distribuye en todas las provincias. “Si pensamos en la aplicación de la ley, dice que hay que tener por lo menos un refugio, lo que significa demasiado en cuanto a presupuesto. Si tenemos que hacer una casa y tenerla con un equipo de profesionales interdisciplinario y de abordaje necesario para ayudar a esa mujer a salir adelante, no alcanza”. Este año el presupuesto que tuvo ese mismo Consejo fue de %0,0018. “En vez de poner en prioridad lo van bajando y esa es una falla muy grande”, enfatizaba Yanina.

Además de la falta de presupuesto, existen problemas que tienen que ver con la falta de capacitación con perspectiva de género a las autoridades encargadas de trabajar con la problemática como la policía que debe recibir la denuncia, o el personal judicial. "Desde los organismos encargados de la aplicación de la ley se debería pensar en que los integrantes de estas instituciones estén capacitados”, contó Yanina, y afirmó que es necesario pensar en políticas públicas para el abordaje y sobre todo para la prevención. "Es importante trabajar con las mujeres que sufren la violencia sobre cuáles son las herramientas y cuáles son sus derechos para poder salir de esa situación", agregaba.

Una vez más, el encuentro sera un momento para debatir sobre esta y otras problemáticas que son parte de la realidad de muchas mujeres. Desde el debate se intentará construir posibles acciones que tiendan a interpelar a los gobiernos para que den soluciones urgentes.