Medidas exclusivas en la educación universitaria

 Imagen: Dirección de Prensa y Difusión de la UNT

Imagen: Dirección de Prensa y Difusión de la UNT

Los alumnos de la Universidad Nacional de Tucumán enfrentan una situación complicada. El pasado 15 de marzo el consejo educativo propuso actualizar ciertos precios en trámites administrativos. Esta resolución, firmada por el rector Juan Cerisola, autorizaría aumentos de entre 500 y 1000 por ciento en los precios de trámites que los alumnos deben cumplir para poder cursar y rendir, como la libreta universitaria, las equivalencias e incluso las constancias de cursado. En consecuencia se produce un desequilibrio en el bolsillo del estudiantado que puede desencadenar en el incremento del porcentaje de deserción o grandes conflictos económicos a la hora de realizar diligencias académicas. Como si eso fuera poco, se tiene pensado implementar un aumento bimestral basado en el índice de inflación que presenta el Ministerio de Economía de la provincia, siendo este el principal motivo por el cual el consejo consideró la medida. En declaraciones a La Palta, Florencia Larrea, consejera estudiantil, manifestó “es un aumento que hoy empezamos con $25 y terminamos en diciembre con $200 de la libreta” a lo que agregó “incluso hablan de costos como ‘renovación de libreta’ que va a salir $50. Actualmente ese trámite no se hace a nadie porque se dice que no hay cartón, pero mágicamente para un costo que va a ir subiendo cada dos meses sí hay plata”.

Lo que llama la atención es que, por un lado, esta resolución no fue consensuada entre los estudiantes, los decanos y los docentes, y por otro,  el presupuesto 2012 ya fue aprobado sin estos cambios. Larrea comenta “lo que en realidad se está queriendo hacer es cubrir un déficit que tiene la UNT que no lo tiene por qué tener. La UNT recibe dos ingresos anuales: 600 millones de pesos por parte del Estado Nacional y 800 millones de pesos por parte de la minera La Alumbrera. No puede tener déficit. Por ende, acá hay cosas que no se entienden”.

Aunque el Centro de Estudiantes pidió el rechazo absoluto de esta resolución, ahora la decisión está en manos del consejo de decanos, quienes estarían a favor de esta medida que representaría el primer paso hacia el arancelamiento de la educación universitaria.

Florencia afirmó “Filosofía y Letras no va a permitir eso, nosotros somos una facultad que trabaja en lo social y que forma profesionales con determinada posición” y reflexionó diciendo “nosotros no podemos permitir que avancen sobre nosotros porque los que vienen por detrás a esos que vamos a decirle que ‘no tienen que dejar que avasallen sus derechos’ son los primeros que quedan afuera de todo esto”.

De esta manera se considera una actitud exclusiva, que expulsa a los alumnos de la Facultad. Ya no se habla de “deserción” sino de “expulsión” porque el alumno no deserta por cuenta propia sino que la universidad lo expulsa del sistema educativo. Florencia Larrea deja en claro que “ésta es una medida sumamente grave que tiende a expulsar al alumno de la UNT”.

Javier Sadir 

sadir@colectivolapalta.com.ar