Unidos en defensa de sus derechos

 Fotografía de Marianella Triunfetti | Colectivo La Palta

Fotografía de Marianella Triunfetti | Colectivo La Palta

Después de la mejora salarial que recibió la policía, los trabajadores de la provincia se unieron para exigir por sus derechos. Los gremios de la salud, la educación y otros sectores marcharon por la plaza Independencia. Sin dejar de lado el reproche a las formas de protesta que llevaron a cabo las fuerzas policiales, los trabajadores exigieron un piso de negociación acorde al 35% que recibió los policías. Así, los diferentes sectores plantearon la posibilidad de adelantar las paritarias para enero y pidieron una suma extra de $2000.

Además, René Ramírez , secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), manifestó que "la salud de los trabajadores estatales nunca fue controlada por nadie. Queremos exigir que nos cuiden a los que les corresponde". Por su parte David Toledo, secretario general de la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP), dejó en claro que "estamos exigiendo que se abra la discusión paritaria en todos y cada uno de los sectores de la administración pública".

Haciendo uso de su derecho a huelga, René Ramírez dijo que su propuesta "es llamar a la unidad de todos los gremios y trabajadores para pedir las cosas que nos faltan", y agregó que los trabajadores quieren que se los valore en igualdad de condiciones. "Sobretodo queremos paz y seguridad. Porque la merecemos", afirmó el secretario de ATSA frente a sus compañeros agrupados en la plaza Independencia. En relación a esto también se solicita el paso a planta permanente de los trabajadores que faltan.

Con respecto al salario, la constitución establece un trato igualitario e igualdad de oportunidades para todos. "No menos del aumento que se le ha dado a las fuerzas policiales", manifestó David Toledo en referencia a la lucha que emprendieron cientos de docentes y trabajadores de la educación para mejorar las políticas educativas. A su vez, los trabajadores de la educación aclararon que, por su parte, exigen el consenso, sin enfrentamientos. "Queremos un diálogo maduro y responsable, con respuestas claras y precisas", aclara el secretario de ATEP sobre el mecanismo de negociación que exigen. También rechazan la fecha de inicio de clases propuesta para el 26 de febrero de 2014, al considerar que "falta mucho para nuestros niños, adolescentes y jóvenes estudiantes puedan soportar temperaturas que rondan a más de 40°C en diciembre y en febrero", según Toledo.

Entre los reclamos no se dejó de lado el nivel de desocupación en la provincia y las grandes brechas de desigualdad que siguen presentes en todos los sectores. Así, desde el gremio de ATEP se propuso desarrollar una educación que abarque a todos para que a través de ella funcione el aparato productivo en la provincia. "El compromiso solidario de la docencia para acompañar la lucha de todos los trabajadores", expresó David Toledo.

Los trabajadores se hacen escuchar y se movilizan por reclamos justos. Se espera que la próxima semana vuelvan a marchar para decir "basta" a la violación de sus derechos. Unidos con el objetivo de recibir un trato igualitario.

Javier Sadir

jsadir@colectivolapalta.com.ar