La Feria de Huerteros sigue creciendo

Fotografía de Agencia Agricultura Urbana y Periurbana del INTA
Fotografía de Agencia Agricultura Urbana y Periurbana del INTA

Mucho se habla sobre la economía social, sus características, sus formas de organización, sus objetivos. Emprendimientos que tienen por objeto asegurar condiciones de trabajo dignas, el comercio justo, sin intermediarios, donde se establece una relación directa entre productores y consumidores y buena calidad de los productos ofrecidos que son fruto de una producción respetuosa del medio ambiente.

Todas estas características los tucumanos pueden encontrar los segundos sábados de cada mes en la Feria de Huerteros, que tiene lugar La Plata esquina La Rioja. Una feria que lleva varios años gestándose y que es fruto del trabajo conjunto de decenas de productores tucumanos.

La Feria nació en el 2001 a raíz de la profunda crisis en la que estaba sumergido el país. La mayoría de las personas que iniciaron este proyecto se conocían a partir del programa Pro Huerta*, donde eran promotores. Su trabajo consistía en entregar semillas a la gente para que trabajara con ellas. Nunca se dejaron de plantear la posibilidad de que el programa desapareciera por cuestiones económicas, por lo que surgió la necesidad  de preservar sus propias semillas y asegurar la autoproducción de alimentos.

Es así que se organizaron y buscaron fondos para financiar el proyecto “Semilla de la Vida”, cuyo objetivo fue preservar las semillas para luego repartirlas entre todos los que integraban esta red que hoy se conoce como Red Orgánica Solidaria Tucumán (ROST).

La red está formada por organizaciones independientes. Cuenta con una mesa directiva que gestiona y organiza el trabajo. Los ejes que la atraviesan son la seguridad alimentaria, economía social, salud, jóvenes, educación y comunicación popular, entre otros. Trabajan en articulación con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). Así los huerteros reciben asistencia técnica y planifican su producción para obtener excedentes y venderlos en la feria. Además, los técnicos del INTA brindan capacitaciones que tienen que ver con las buenas prácticas para la realización de comidas, dulces, almibarados, entre otros productos.

“Es un espacio para la familia y tiene verduras sanas, fuera de agroquímicos, totalmente naturales”, comentó Adriana Lobo, presidente de la Red, y así invitó a todos los tucumanos a que visiten la Feria de Huerteros y ayuden a seguir construyendo esto que es la fuente de trabajo de muchas familias.

Marianella Triunfetti

mtriunfetti@colectivolapalta.com.ar

*http://colectivolapalta.com.ar/2014/04/17/la-agricultura-familiar-como-modo-de-vida/