Cuestiones pendientes en la lucha

 Fotografía de Javier Sadir

Fotografía de Javier Sadir

Los docentes de la Universidad Nacional de Tucumán no bajan los brazos en la lucha por sus derechos. Si bien una mejora salarial llevó a que se retomen las clases luego de casi tres meses de paro, aún quedan deudas pendientes por parte de las autoridades de universidad. No hay respuestas para el pedido aumento salarial de los ayudantes estudiantiles, y todavía no se concretó la reforma del estatuto. Esto provocó que la semana pasada se produjera un nuevo paro por 48 horas en todas las facultades.

El pasado jueves se realizó una reunión en el rectorado con el gremio de ADIUNT (Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Tucumán) para tratar los asuntos pendientes. Uno de los temas importantes es la restitución de los $1000 para los ayudantes estudiantiles. Respecto a eso las autoridades universitarias no manifestaron respuesta y "la pelota pasa del Consejo Superior al Secretario Económico Financiero, esperemos que la semana que viene nos den una respuesta", dice Oscar Pavetti, Secretario General de ADIUNT. Otro asunto de relevancia tiene que ver con la ausencia del aumento en el sueldo de los docentes que se encuentran con licencia por maternidad o enfermedad. "Después de 25 días, nos prometieron el aumento y puede ser que se resuelva ese problema", comenta Pavetti. A esto se agregan los conflictos con la obra social ASUNT, que realizó aumento en las cuotas para una parte de las prestaciones. "Hemos conseguido que a los docentes que menos ganan se les postergue ese aumento hasta enero del año que viene", explica Oscar.

Un punto aparte es el tema de la reforma del estatuto. "Nosotros tenemos como consigna hace muchos años la reforma para introducir la carrera docente", dice el Secretario General de ADIUNT, y agrega que a esto se suma el pedido de que los docentes de escuelas universitarias puedan votar. "Son situaciones que venimos planteando desde el año 2007. Ahora se ha abierto y nosotros nos abocamos a introducir en el estatuto la carrera docente y darle el derecho político a los docentes preuniversitarios", afirma Pavetti.  Cabe aclarar que el estatuto contempla otros puntos a mejorar como ser la metodología en el proceso electivo, donde se exige el voto directo de toda la comunidad universitaria.

La carrera docente tiene como objetivo conseguir la estabilidad laboral. La reforma consiste en el ingreso por concurso de los docentes, permaneciendo en el puesto con evaluaciones. De esta manera, el concurso se utiliza para los ascensos en los puestos docentes universitarios. "En algunos casos van a ser concursos cerrados, para puestos como el de 'jefe de trabajos prácticos' o para 'titular', el resto con concurso abierto", explica Oscar y deja en claro que el docente que pierda un concurso o no supera la evaluación tiene que ser indemnizado. Entonces, el docente que ingresa por concurso se convierte en un docente universitario regular. Esa condición no la va a perder hasta que no pierda dos evaluaciones o un concurso. "Eso nos daría mayor estabilidad. Es generar también un horizonte seguro donde el docente pueda subir de categoría", define el Secretario General de ADIUNT.

El próximo miércoles 1 de octubre se realizará la próxima asamblea en la Facultad de Bioquímica a las 18. Allí se evaluarán el avance de estas cuestiones pendientes y se definirán la acciones en post de la lucha. Todo depende de las respuestas de las autoridades y por ello Oscar Pavetti comenta que "lo que tratamos es de ponerle toda la presión posible para resolver estos problemas, en vista de la morosidad que tiene el rectorado para resolver las cosas que les vamos planteando".