Las causas del viernes 9 de agosto

Luis Eduardo Falú “Lucho”, como lo llamaban quienes lo conocían, tenía 25 años, se domiciliaba en calle Lamadrid al 600 en San Miguel de Tucumán y estaba estudiando el Profesorado de historia en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Tucumán.

El 14 de setiembre de 1976 fue interceptado, por un automóvil, en la calle Lamadrid esquina Chacabuco cuando se dirigía a su domicilio.

Lucho fue llevado al Centro Clandestino de Detención (CCD) que funcionaba en el Arsenal Miguel de Azcuénaga. Allí fue visto e identificado entre los detenidos clandestinos por Matilde Palmieri de Cerviño y otros detenidos sobrevivientes. Luego de permanecer mucho tiempo en este CCD se le permitió circular sin vendas en los ojos. Fue obligado a colaborar con los guardias en el reparto de comida y la limpieza de los sanitarios. Testimonios dan cuenta que fue asesinado en uno de los fusilamientos organizados e iniciados por Antonio Domingo Bussi en mayo de 1977.

Oscar Rafael Berón

Beron,Oscar
Beron,Oscar

A Oscar le decían “Sosolo”, tenía 27 años de edad y vivía en la localidad de Los Ralos (Departamento Cruz Alta). Era empleado de la Secretaría de Ganadería y Agricultura de Tucumán en esa localidad. Oscar había sido delegado gremial del Ingenio Los Ralos.

El 11 de junio de 1976 un grupo de personas armadas y encapuchadas ingresaron a su domicilio y, luego de requisarlo y sustraer las cosas de valor, se lo llevaron secuestrado.

Fue  trasladado junto con Juan Francisco Cabrera al CCD que funcionaba en el Arsenal Miguel de Azcuénaga. En ese lugar le fue asignado el nº 50 y fue torturado salvajemente.  Oscar Rafael Berón continúa desaparecido

María Celestina González Gallo

A María Celestina le decían “Tina”, tenía 24 años y vivía en Empalme Ranchillos (Departamento Cruz Alta). Era maestra primaria y estudiante de Filosofía en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Tucumán. Militaba junto a otros integrantes de su familia en el Partido Comunista.

Fue secuestrada el 23 de noviembre de 1976 en el Juzgado de Paz de la localidad de Los Pereyra (Cruz Alta). En ese lugar, Celestina esperaba al juez Crisóstomo Llano para que la acercara a su domicilio. Mientras aguardaba, irrumpieron entre cuatro y seis sujetos armados que, luego de identificar a María Celestina González Gallo, la capturaron con violencia. Los secuestradores dejaron, a los demás presentes, encerrados en el juzgado con candado.

‘Tina’ fue trasladada al CCD que funcionaba en el Arsenal Miguel de Azcuénaga, donde permaneció detenida por lo menos hasta el mes de febrero de 1977. Al día de hoy permanece desaparecida.