Otro imputado de Operativo Independencia, con prisión domiciliaria

Fotografía de Elena Nicolay

Fotografía de Elena Nicolay

Un nuevo imputado en la megacausa Operativo Independencia cumple prisión domiciliaria a partir de este martes 16 de mayo. La resolución fue firmada por los jueces Gabriel Casas y Carlos Jiménez Montilla (Juan Carlos Reynaga no firmó por encontrarse fuera de la provincia). “La resolución lo único en lo que hace hincapié es que la concesión de la prisión domiciliaria a los mayores de 70 años es una facultad del tribunal”, sostiene la fiscal ad hoc Julia Vitar, quien además advierte que desde el Ministerio Público Fiscal no se oponen al otorgamiento de este beneficio cuando así corresponde. “Pero no es el caso de Del Pino”, sostiene la abogada.

Enrique José Del Pino fue teniente primero del Ejército Argentino y cumplió funciones en el Destacamento de Inteligencia 142 de Tucumán, entre diciembre de 1974 y diciembre de 1975. El Destacamento 142 tenía a su cargo las tareas de inteligencia en el centro clandestino de detención (CCD) conocido como ‘La Escuelita’, instalado en la ex Escuela Diego de Rojas de la ciudad de Famaillá. ‘La Escuelita’ fue el primer CCD del país y comenzó a funcionar durante el Operativo Independencia.

Son cientos los testimonios escuchados a lo largo de los 12 juicios que se vienen realizando en la provincia y que dan cuenta de los secuestros, torturas y muertes perpetradas en ‘La Escuelita’. Sin embargo, no son estos testimonios los fundamentos argüidos por la fiscalía al oponerse a la prisión domiciliaria. Por un lado, y a pesar de que el beneficio contempla a los detenidos mayores de 70 años, los fiscales consideran que existen otros elementos a tenerse en cuenta. Por ejemplo, el estado de salud del imputado fue el sustento sobre el que la defensa de Del Pino solicitó la prisión domiciliaria, pero el examen médico realizado por el cuerpo médico forense —del que participaron los peritos de parte tanto de la defensa como de la fiscalía— sostiene que Del Pino “se encuentra en perfectas condiciones de salud”.

“Es importante tener presente que Del Pino es una persona que ha sido condenada a prisión perpetua por su rol en la inteligencia en el batallón 601 durante el terrorismo de Estado”, señala Julia Vitar como otro de los elementos a tener en cuenta por el tribunal. “A todo esto se suma que Del pino estuvo prófugo también”, agrega y advierte que van a apelar la resolución del tribunal.

“A lo largo del proceso se dieron distintos tipos de resoluciones que fuimos impugnando con recursos de casación”, explica Vitar al tiempo que destaca que uno de esos recursos fue resuelto favorablemente. Sin embargo, existen otros que aún están pendientes de resolución, como lo es el caso de Jorge Gerónimo Capitán. Este caso en particular tiene el agravante que el imputado violó los límites establecidos por la prisión domiciliaria, lo que fue difundido en diferentes medios de comunicación de la provincia. No obstante, el pedido de revocación del beneficio del que goza el imputado todavía no fue resuelto.   

Enrique José Del Pino es uno de los 19 imputados en la megacausa Operativo Independencia. Se lo juzga por seis casos de delitos sexuales, 40 casos de homicidios triplemente agravados, como cómplice primario por 126 casos de privación ilegítima de la libertad con apremios y/o vejaciones y por 124 casos de aplicación agravada de torturas.