El orgullo de ser quien soy

Los sábados de noviembre no son como cualquiera. Desde 1992, esos días se aprovechan para celebrar, a lo largo de todo el país, el día en el que se creó Nuestro Mundo, el primer movimiento homosexual en Argentina. Tucumán este año no será la excepción y preparó para el sábado 15 a las 18 la Marcha del Orgullo Tucumán que partirá desde la plaza Urquiza.

Las calles tucumanas romperán sus estructuras tradicionales y se llenarán de colores, no solo para mostrar la diversidad identitaria, sino para reivindicar y mostrar la realidad que viven a diario las comunidades de lesbianas, gays, trans, bisexuales, intersexuales, queers y pansexuales (LGTBIQP). Nicolás Colombo, integrante del Colectivo LGTBIQP en Lucha–Tucumán, comentó que será un festejo al orgullo como respuesta política a una sociedad que, muchas veces, impone la vergüenza. “La marcha tiene un contenido político que va por la reivindicación de nuestros derechos y la anulación del código contravencional, inclusión trans, no a educación religiosa en las escuelas y basta de lesbofobia”, agregó.

Entre los principales temas que preocupan al colectivo LGTBIQP está la anulación del Código de Contravenciones policiales, que data de la última dictadura. El mismo afecta a la sociedad en general, principalmente a las chicas trans y los jóvenes estigmatizados de los barrios populares. Por ello se trabajará la temática en las actividades previas a la marcha, en particular en la charla que se será el jueves a las 19 en Tucumán Arde, en Entre Ríos 303. También se realizarán intervenciones artísticas en la vía pública y cine debate en distintos puntos.

Los avances en materia de reivindicación de los derechos para las comunidades LGTBIQP fueron crecientes en los últimos años. Las leyes de matrimonio igualitario e identidad género marcaron un antes y un después en la lucha. Sin embargo, explicó Colombo, “las leyes están, ahora el problema es otro. Tenemos todo un sistema heteropatriarcal que se convierte en una traba. En segundo lugar, se está viendo una ofensiva por parte de la Iglesia, que es muy importante. Por un lado se mandan mensajes encubiertos de aceptación por parte de la Iglesia, cuestiones que se presentan como conciliadoras, como un acercamiento, pero en realidad dan un mensaje súper homofóbico”.

Esas leyes no te dan inclusión, porque hoy salís por la calle y aún te gritan ‘puto de mierda’ o alguno se baja y te caga a trompadas.
— Nicolás Colombo

La organización de la marcha 2014 está en manos de una comisión integrada por agrupaciones, como el Colectivo LGTBIQP en Lucha–Tucumán, y partidos políticos. La unión para concretar este tipo de proyecto es un gran avance ya que, contó Nicolás, luego de la aprobación de las leyes de matrimonio igualitario e identidad género, se creó un estancamiento, una desmovilización por parte de las agrupaciones. “Es importante generar un movimiento que esté a la defensa de todos los derechos democráticos que hemos conquistado en el tiempo. También para pedir inclusión en la vida. Esas leyes no te dan inclusión, porque hoy salís por la calle y aún te gritan 'puto de mierda' o alguno se baja y te caga a trompadas. La idea es generar un apoyo donde la comunidad LGTBIQP se sienta representada”, sostuvo.

La invitación a la marcha está abierta a todos los tucumanos. A aquellos que apoyan la lucha por la reivindicación de los derechos y deciden romper esa condena social de tener que ser sin querer serlo. A aquellos que apoyan la libertad para que, de una vez, como dijo Nicolás, “las personas puedan vivir su identidad de forma plena, podamos vivir libremente como a nosotros nos plazca”.