Para ganarle de mano al glaucoma

Imagen de ponsulak / FreeDigitalPhotos.net

Imagen de ponsulak / FreeDigitalPhotos.net

Sin colores. Sin luz. Así viven cerca de cinco millones de personas debido al glaucoma. Esta afección es una de las principales causas de ceguera en el mundo y se espera que el número de afectados se duplique hacia 2020. Estos datos dejan de ser simples cifras y se convierten en un llamado de atención si tenemos en cuenta que, mediante el diagnóstico y el tratamiento tempranos, la ceguera producida por el glaucoma puede evitarse.

El 12 de marzo de cada año se celebra el día mundial destinado a crear conciencia sobre este grupo de enfermedades que afectan el nervio óptico, cortando la ruta que lleva la información desde los ojos hacia el cerebro. Aunque existen formas agudas que asocian dolor ocular severo y pérdida rápida de la visión, generalmente el glaucoma recién produce síntomas en sus fases más avanzadas. El avance silencioso hace que cerca del 50% de las personas que lo padecen no lo sepan. Estas cifras aumentan en los países menos desarrollados, en los que el acceso a los controles de rutina está entorpecido por factores económicos y culturales.

La mayoría de los casos aparece en adultos sin causas conocidas. Sí existen factores de riesgo asociados al glaucoma, aunque la enfermedad puede aparecer en su ausencia:

  • Presión intraocular elevada
  • Edad (mayor de 40 años)
  • Raza
  • Miopía
  • Historia familiar

Dentro del chequeo médico anual que muchos evitan por miedo o ignorancia, la visita al oculista es una parada obligada. Con tratamientos médicos y quirúrgicos se puede frenar o enlentecer la pérdida de la visión. La prevención, como en tantos otros casos, puede significar la diferencia entre la luz y la oscuridad.

Cecilia Morán

cmoran@colectivolapalta.com.ar

Fuentes: Naciones Unidas - Organización Mundial de la Salud - World Glaucoma Week