"El recurso natural debe ser una política de Estado"

Fotografía de Twobee / Freedigitalphotos.net

Fotografía de Twobee / Freedigitalphotos.net

Años con pocas lluvias incluye problemas a nivel social, político, económico y sobre todo ecológico. La sequía en todo el territorio ha dado lugar a que el nivel de los diques El Cadillal y Escaba sea muy bajo. Como consecuencia de esto, el gobierno provincial debe tomar medidas para que el agua potable no escasee en la población.

Actualmente el problema de la falta de agua afecta a gran parte de la población mundial y en cuanto al manejo de este bien, esencial para la vida, las políticas públicas tuvieron que ponerse más rígidas. Tucumán, poco acostumbrado a las épocas de sequías, tiene un gran problema de imprevisión e impericia en lo que se refiere al manejo sustentable del agua. Las industrias y los grandes productores agropecuarios la utilizan de manera indiscriminada. Esto se debe a que la política del Estado es producir, favoreciendo a los intereses de los privados.El uso sustentable del recurso no forma parte de la agenda política.

“Los tucumanos tenemos que entender que el agua no es infinita, que no estamos en un lugar donde nunca va a faltar el agua, tenemos que empezar a trabajar en la cultura del cuidado”comentó el ambientalista Juan Manuel Irachet, en referencia al problema en el dique Escaba, donde hace unos días, como consecuencia de la emergencia hídrica, la empresa privada que tiene la concesión del dique cerró las compuertas sin prever que debían dejar un caudal ecológico que permita a los peces sobrevivir, pues al bajar el nivel del agua los peces se quedan sin oxígeno y mueren, y fue eso precisamente lo que sucedió. El resultado: miles de peces muertos.

Como comentaba Irachet, los niveles de problemas y responsabilidades son distintos. Por un lado está la responsabilidad de la empresa que tiene la concesión, puesto que debería tener un protocolo ante situaciones como éstas y tienen que saber cómo operar en circunstancias críticas “por más que reciban una órden de que tienen que cerrar la válvula, tienen que saber que deben dejar un caudal ecológico”. Por otro lado, está la responsabilidad del gobierno “Tucumán no entendió, todavía, que el recurso natural debe ser una política de estado”.

Irachet insiste en que hay que crear una cultura del cuidado del agua que debe ir desde el uso habitual que hace la gente, hasta intervenir en el uso que la industria hace del agua. En este punto subrayó que las industrias tienen que entender que no pueden usar el recurso en forma indiscriminada. Por el contrario, deben explicar por qué el 10 o 20 % del agua que consumen la pierden, además de reciclar y volver a utilizar el 70, 80 o 90% de lo que utilizan. Por último se refirió al tema del riego por parte de los productores que también involucra un alto consumo de agua, en este punto dijo que se deben implementar técnicas de riego que sean más sustentables como por ejemplo sistemas por goteo o aspersión.

En cuanto a la mortandad de peces Irachet fue optimista ya que considera que si bien afectó a toda una generación de peces el ambiente natural hará que la fauna se recupere en algún tiempo.

Marianella Triunfetti

mtriunfetti@colectivolapalta.com.ar