Piedra libre para todas las voces

Fotografía cortesía de CAJ Escuela Gobernador Piedrabuena

Fotografía cortesía de CAJ Escuela Gobernador Piedrabuena

Las puertas de la escuela se abren y las voces invaden el aire. Voces que no son perfectas ni impostadas. Son las de todos los días, la del compañero, la compañera. Las voces de la escuela. Las radios escolares, poco a poco, van poblando la provincia, y los estudiantes son los protagonistas que van construyendo conocimiento desde la imaginación y la creatividad.

Las nuevas tecnologías de la comunicación y la información hoy están presentes en las aulas más que nunca. Netbooks, dispositivos móviles, pantallas y proyectores son algunas de ellas. Predicciones apocalípticas basadas en mitos sobre el uso de las tecnologías en el aula, de a poco, van quedando atrás. Nuevas formas de aprender y enseñar se ponen en práctica en el aula. La radio es una herramienta más cuya meta es tomar al medio como un camino de estímulo y motivación para la realización de producciones ligadas al quehacer en la escuela. “El objetivo es promover la participación de los chicos, que tengan otra herramienta de aprendizaje y comunicación”, dice Laura Guillou, coordinadora del Centro de Actividades Juveniles (CAJ) de Piedrabuena.

Fotografía cortesía de CAJ Escuela Gobernador Piedrabuena

Fotografía cortesía de CAJ Escuela Gobernador Piedrabuena

En la provincia se están llevando a cabo numerosas experiencias de radios escolares. En algunos casos las mismas han sido implementadas por iniciativa de las instituciones, y otras a través del programa de Centros de Actividades Juveniles, llevado adelante por la Dirección Nacional de Políticas Socioeducativas (1). La radio Piedra Libre, de la localidad de Piedrabuena, es una de estas experiencias. Hace un año que los alumnos vienen trabajando en conjunto con tallerista, coordinadora y docentes. El progreso y la apropiación del medio se nota día a día. “(los alumnos) han generado mucha pertenencia y crecimiento en el trabajo en equipo y el trabajo de producción previa”, contó Laura respecto al crecimiento.

El proceso de aprendizaje se fortalece con la participación de todos los actores de la comunidad educativa. La radio escolar propone un acercamiento a ella a través del aire. Por un lado, difunde las realizaciones de los estudiantes; por otro, socializa los contenidos que se trabajan en las aulas y los pone  en contacto con la realidad social y cultural en la que se encuentran insertos.

Los desafíos que se presentan para todos los que participan de esta experiencia son múltiples y variados. En el caso de los docentes, que tienen un papel fundamental en lo que respecta a la producción de contenidos, el primer desafío es perder el miedo al producto final que va a salir al aire. “Lo que importa es el proceso, el trabajo previo”, enfatiza Laura.

La radio, como herramienta pedagógica al servicio de un proceso de aprendizaje integral, es una realidad en muchas escuelas de la provincia. “La radio permite que los jóvenes se posicionen de otra manera en la escuela, tienen más voz”, reflexiona Laura Guillou. Y no es que antes no la tuvieran, pero la radio la potencia y da la posibilidad de generar espacios colectivos de construcción de la realidad.

 

(1) Para más información: http://portales.educacion.gov.ar/dnps/