La situación en Base Riarte se complica

 Foto: cortesía de Nación Diaguita.

Foto: cortesía de Nación Diaguita.

La situación en la comunidad Indio Colalao, específicamente en la Base Riarte, empeora con el tiempo. La justicia sigue demostrando su capacidad para mirar hacia otro lado cuando de hacer efectiva la ley 26.160 se trata. El día viernes la comunidad vivió momentos de tensión cuando la policía ingresó al predio para hacer efectiva la orden judicial de detener alrededor 25 personas, entre ellos la cacique Maria Lilia Delgado y Cynthia Ovejero. Cynthia comentó a La Palta que "se metieron en las casas, rompieron puertas y ventanas, a mi casa también, la verdad es que duele mucho porque esas casas son parte de nuestra identidad, ahí mi abuela me ha enseñado a hacer las ofrendas a la Pacha Mama".

Según dijo Ovejero, el fiscal tenía "fundadas sospechas" para llevarlas a cabo. El saldo fueron dos personas detenidas que vivieron momentos de tensión cuando policías no identificados con sus placas entraron a sus casas y se los llevaron.

Vale recordar que el pueblo de Base Riarte hace años que viene sufriendo el hostigamiento y la persecución tanto política como de manos privadas. En el año 2008 la escuela de la zona se cerró, motivo por el cual los niños deben asistir a clases en la provincia de Salta. Además el único camino por donde pueden circular vehículos fue cerrado como una manera de presionar a los comuneros para que abandonen sus tierras.

El problema sigue avanzando y cada vez es peor. Su derecho a las tierras ancestrales y a su identidad sigue siendo pisoteada y esta situación no cambiará mientras las complicidades políticas y privadas sigan su curso.

Marianella Triunfetti

mtriunfetti@colectivolapalta.com.ar