Impunidad por el asesinato de Javier Chocobar

 Fotografía de Javier Sadir | Colectivo La Palta

Fotografía de Javier Sadir | Colectivo La Palta

Casi cuatro años pasaron del asesinato del comunero indígena Javier Chocobar y la Justicia tucumana aún no fija la fecha del juicio oral, solicitado hace dos años. Javier era un abuelo de 68 años, miembro del consejo de ancianos de la comunidad Chuschagasta, que murió defendiendo las tierras que desde hace siglos ocupa su pueblo.

El 12 de octubre de 2009 llegaron al territorio comunitario tres personas que pretendían ingresar por la fuerza a la comunidad. Al llegar los individuos, identificados como Darío Amín, Jorge Valdivieso y Luis ‘Niño’ Gómez (estos dos últimos agentes expulsados de la Policía de Tucumán), algunos miembros del pueblo se acercaron a preguntar cuál era el motivo de su visita, pero éstos reaccionaron de manera violenta, dejando como resultado la muerte de Javier e importantes lesiones a tres personas más. Una de ellas fue Andrés Mamani, que estuvo internado seis meses en terapia intensiva y quien hoy sufre una discapacidad permanente por aquel episodio.

A partir de ese momento, la comunidad indígena de Chuschagasta no solo lucha por el territorio que ancestralmente les pertenece, sino que pide y exige justicia por su hermano. Luego se producirse el asesinato de Javier se constituyó una causa penal, donde Amín, Valdivieso y Gómez son acusados de homicidio calificado. Al avanzar el proceso, se dictó prisión preventiva para dos de ellos (Amín y Gómez), quienes en febrero del 2010 quedaron en libertad.

En diciembre del 2012 se requirió la elevación a juicio oral de la causa pero, recién en marzo del 2012, a casi tres años de la muerte de Javier, dicho juicio quedó firme. Desde aquel momento se espera la fecha del debate oral. “A partir de ahí la defensa empezó a interponer una serie de recursos dilatatorios, como ser nulidades y una serie de cuestiones. Por supuesto, esto tomó mucho más tiempo del que corresponde, pero es interesante o llamativo destacar que la cámara que decide excusarse ante un planteamiento de nulidad de la defensa de Gómez, diciendo que no puede intervenir la causa, curiosamente es la misma que dejó en libertad a los dos imputados”, explicó Josefina Doz Costa, directora ejecutiva de Andhes - Abogados y Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales.

Ante este contexto de inacción de la justicia, la comunidad de Chuschagasta, la Unión de los Pueblos de la Nación Diaguita y la comunidad en general decidió impulsar una manifestación pública, que exige con urgencia juicio por el homicidio contra los tres acusados. “Se decide empezar a exigirle a la justicia que, no solo que justicia lenta no es justicia, sino que esto es amparar y sostener impunidad, respecto a un hecho aberrante que no está dado en un marco cualquiera”, expresó Josefina.

De este modo, diferentes organismos sociales y ciudadanos sumaron su adhesión a la campaña, impulsada mediante una página web. Esta acción busca que la justicia reaccione y priorice el tema a lo largo de los diferentes pasos procesales por los que debe pasar. “Exigimos celeridad, y ello no implica incumplimiento de las garantías del debido proceso, sino todo lo contrario”, sostuvo Doz Costa.

El desarrollo del juicio oral significa no solo justicia por el asesinato de Javier sino también marcar un precedente en la lucha de los pueblos originarios de todo el país. Por eso, vos también podes sumarte al pedido de justicia. Ingresá a www.juicioporchocobar.com.ar  y adherite a la campaña.

Exequiel Reinoso

ereinoso@colectivolapalta.com.ar