100 años de precariedad salarial

Fotografía de Exequiel Reinoso | Colectivo La Palta
Fotografía de Exequiel Reinoso | Colectivo La Palta

Hace unos días, la Universidad Nacional de Tucumán cumplió su primer centenario. Los festejos se opacan porque, a pesar de los 100 años, los docentes universitarios siguen con su precariedad salarial. Desde el viernes, los profesores nucleados en la Asociación de Docentes e Investigadores de la UNT (ADIUNT) realizan un paro por tiempo indeterminado y exigen al gobierno nacional una inmediata recomposición salarial, la eliminación del impuesto a las ganancias y Convenio Colectivo Universal y Obligatorio, además de $8.000 de sueldo básico para el cargo de auxiliar docente con semidedicación.

El jueves por al mañana, los docentes autoconvocados concentraron en el Rectorado y fueron recibidos por la Subsecretaria Académica de la UNT, Marta Juárez de Tuzza. Esa ocasión, se le presentó una nota solicitando a las autoridades acompañar el reclamo dado que ellos también son docentes. Si bien desde el rectorado no se comparten las medidas de fuerza, lo interesante fue que asumieron que el salario docente es algo que debe ser resuelto lo antes posible ya que la universidad no puede funcionar con sueldos de 2640 pesos.

La situación de precariedad salarial data de años dentro de la casa de altos estudios, por lo que cada año se realizan numerosos paros. Esto no sólo afecta al alumnado que pierde varios días de clases, sino también a los docentes que, al tener un sueldo tan bajo, buscan otra forma de sobrevivir y abandonan la universidad, o se descomprometen con la misma. “Así, la calidad educativa se va al tacho y los estudiantes sí pierden. En cambio, con las medidas de fuerza creemos que los estudiantes lo que hacen es postergar su carrera. Y es preferible postergar a tener una baja calidad de enseñanza”, explicó Oscar Pavetti, Secretario General de ADIUNT.

En la reunión con Juárez de Tuzza, las autoridades de la UNT se comprometieron a acompañar, como institución, los reclamos de los docentes. Esto significa que se presentará ante el Ministerio de Educación una solicitud para atender los reclamos docentes. “Sería un paso interesante, ya que con el granito de arena de cada uno se puede ayudar a la presión que estamos tratado de desarrollar para resolver el problema”, dijo Pavetti al respecto.

La lucha cuenta, además, con el apoyo de algunos estudiantes universitarios, que decidieron sumarse al reclamo ya que están cansados de los paros que sufren hace años. Si bien el número no es muy amplio, Pavetti destacó que “lo que más conmueve es ver a estudiantes de la Facultad de Agronomía porque son sectores muy heterogéneos y no están muy integrados a la lucha estudiantil. Hoy se ve que se movilizan por sus profesores y es motivo de orgullo y emoción”.

Por el momento, el paro seguirá en pie hasta el miércoles, día que habrá una asamblea docente en la Facultad de Educación Física a las 10 de la mañana. Allí se realizará un balance de la medida, novedosa dado los docentes se presentan a los lugares de trabajo pero no realizan actividades. También se decidirá cómo se avanzará con el reclamo y si se cambian las medidas de fuerza. “Les pedimos a los docentes que nos acompañen en este momento determinante, con medidas extremas, ya que la unidad nos puede conseguir el triunfo, y no solo del bolsillo del docente, sino el de la universidad por su excelencia”, finalizó Pavetti.

Exequiel Reinoso

ereinoso@colectivolapalta.com.ar