En Salta las comunidades campesinas luchan por sus territorios

 Fotografía de Diario Nuevo de Salta

Fotografía de Diario Nuevo de Salta

Al este de Salta, en el departamento de Rivadavia, las disputas territoriales entre las comunidades campesinas y los empresarios continúan sin tener soluciones. Desde el 2010, los campesinos reciben la presión y el hostigamiento de un empresario de la zona. Según denunció Lucía Ruiz, de la Coordinadora Zonal de Tierra de la Ruta Nacional 81, se trataría del empresario rural Jorge Alberto Vidizzoni.

La llegada de Vidizzoni coincidió con la de unas empresas petroleras que realizaron estudios en la zona. Desde entonces, bajo distintos argumentos, el empresario habría presionado a los campesinos para que firmen un convenio. En el mismo, contó Ruiz, establecía que se les entregaría los títulos de las tierras a las familias, a cambio de que lo dejaran entrar en el territorio y permitir el desmonte. “Junto a la presión de la jueza (Ana Maria De Feudis), la gente terminó firmando los convenios. La mayoría son personas mayores y, con tal de tener su pedacito de su tierra, terminó accediendo”, agregó Lucía. Solo tres familias no accedieron a firmar el acuerdo. Mantienen firme su postura de hacer valer sus derechos, y la ratifican al ver las consecuencias que ocasionó la deforestación en la zona, por parte del empresario. Una de ellas es el aumento de la temperatura en el territorio respecto a años anteriores, llegando hasta los 40 ºC.

Ante la presión y el hostigamiento, Lucía Ruiz brindó una entrevista para un diario local y difundió la problemática en la radio comunitaria. El objetivo fue solicitar la intervención del gobierno provincial y conseguir una respuesta definitiva a favor de sus derechos ancestrales.  Lejos de cumplir con la meta, lo que se consiguió fue que Jorge Alberto Vidizzoni envíe una intimidación a Ruiz y a la radio, exigiendo una retractación. Una carta documento fue la respuesta por parte la representante campesina y el medio comunitario. Allí se explicó que no se realizará ninguna retractación y el trámite legal pasó a una mediación entre las partes. Lejos de ser un alivio, el lugar establecido para el trámite jurídico fue la ciudad de Salta, a casi 500 kilómetros de donde está la comunidad. “Existen distintas mediaciones en la zona que nos quedan cerca. Él (Vidizzoni) cree que porque tiene poder puede presionarlos, como hizo para quedarse con tierras que no son de él. El respeto lo merecemos todos, tenemos las tierras de nuestros ancestros y tenemos trabajos hechos. Hemos vivido toda una vida en este lugar. Hay familias de 15 y 17 personas que se criaron sin un subsidio ni la ayuda de Nación” sostuvo Lucía.

Saber qué pretende realizar Vidizzoni en el  territorio es algo que preocupa a la comunidad. El territorio no es muy apto para la agricultura y la ganadería ya que hay poca agua. Sin embargo, Lucía sospecha que podría estar relacionado con un emprendimiento petrolífero. Mientras esperan una solución de Estado, las organizaciones de la zona, incluida la radio comunitaria, brindan asesoramiento a las familias rurales para evitar que caigan, nuevamente, en engaños para ceder sus tierras. Esto es fundamental ya que la mayoría de los campesinos no saben leer o escribir.

La lucha seguirá firme hasta las últimas consecuencias. Como finalizó Lucia, “si estas tierras son de Nación, trataremos con el gobierno nacional. Y si es de Provincia, lo trataremos con el gobierno provincial. Sí, es verdad que no tenemos título porque no tenemos la posibilidad económica de traer un agrimensor, de hacer los planos. Pero, justamente, queremos que las leyes nacionales hacia los derechos ancestrales se implementen en nuestro territorio y nos protejan”.