Tucumán tiene mucho que contar

 Fotografía: César Cura | Colectivo La Palta

Fotografía: César Cura | Colectivo La Palta

Tucumampa Yuyaymin es el nombre en quechua de la fundación Memoria e Identidades del Tucumán. Una organización que viene trabajando desde el 2010 y que, tras haber obtenido la personería jurídica en marzo del presente año, hizo su presentación oficial en el MUNT (Museo de la Universidad Nacional de Tucumán).

En diálogo con La Palta, Marta Rondolleto, presidenta de la fundación, dijo que el objetivo principal es rescatar las luchas populares de la región. Al respecto aclaró que no se trata de tener en cuenta solamente las desarrolladas en la provincia, ni de referirse exclusivamente a los años 70, sino que se busca una construcción de la memoria de la región, teniendo como eje las acciones de esos sectores generalmente ignorados por la historia oficial.

Debido al momento coyuntural que se está viviendo en torno a los juicios a genocidas u otros acontecimientos vinculados a la dictadura militar, la fundación está tomando posturas públicas que parecen anclar su trabajo en relación a la década del 70. Sin embargo el compromiso está puesto en la búsqueda de documentos que den cuenta de diferentes procesos que se vivieron en la provincia a lo largo de toda su historia. Así por ejemplo, comenta Marta, se ha encontrado material que habla de importantes enfrentamientos a principios del siglo XIX y que tuvieron a la provincia como escenario privilegiado en el periodo de organización del radicalismo. Lo llamativo es que ni esas luchas, ni las de FOTIA de los años 40 o las de los ingenios y los foros de organización que fueron la antesala a la formación de los sindicatos, se encuentran escritas  y sistematizadas de modo tal que sea posible rescatar sus riquezas.

Es tal la carencia de narrativas que tiene la provincia que las comparaciones se hacen necesarias. Por ejemplo, las versiones del Cordobazo abundan, mientras que del Tucumanazo solo existe una, considerando que participaron varios sectores y cada uno de ellos tiene algo que contar.

Por todo ello la fundación trabaja activamente en rescatar los valiosos testimonios de aquellas personas que han sido parte de una u otra manera de ese pasado a recuperar. Sistematizar toda la información conseguida y por conseguir no es para nada un trabajo menor y requiere insumos que se presentan como desafíos cotidianos.

A su vez, la construcción del presente no deja de ser una preocupación en la que, como organización de la sociedad civil, Memoria e Identidades del Tucumán deja claro su posicionamiento. Así al hablar de la actualidad tucumana, Rondolleto se refiere a la ley de contravenciones como una de las problemáticas actuales que más le preocupa. En ese sentido no duda en exhortar a los jóvenes a que tomen conciencia de la importancia que tiene su participación activa en este debate, pues son ellos los principales perseguidos por una ley claramente inconstitucional.

El objetivo está claro, el compromiso también y el trabajo constante se propone contar las historias que nunca se contaron en los espacios públicos y oficiales. Historias no de unos cuantos héroes individuales, sino de colectivos populares que forjaron procesos a través de las luchas.

Gabriela Cruz

gcruz@colectivolapalta.com.ar