Procesando la democratización

Fotografía de Javier Sadir | Colectivo La Palta

Fotografía de Javier Sadir | Colectivo La Palta

Hablar de democracia es hablar de espacios de diálogo, de debate, de crisis y conflictos por resolver con tendencias al equilibrio entre los sujetos. Decir democracia es decir participación, oportunidades e igualdad de condiciones. Pensar en esta forma de organización social para muchos es pensar en una utopía, mientras que para otros significa construir espacios y generar procesos que lleven al cumplimiento de los derechos de todas las personas. El pasado 8 de abril, la presidente de la Nación Cristina Fernández de Kirchner dio a conocer seis puntos de una reforma judicial que se elevaron al Congreso. La misma fue motivo de grandes debates, críticas y planteos entre los ciudadanos argentinos. Entre las voces que resonaron aparecieron dicotomías fuertes entre quienes veían en estos proyectos la apertura a la transparencia de un poder que fue históricamente independiente, mientras que otros consideraban que esta reforma convertiría a la justicia en un aparato partidista que respondería a intereses particulares.

Con la intención de abrir el debate, compartir e intercambiar conocimientos, así como también aportar a la construcción colectiva de ideas, las organizaciones ANDHES (Abogados y abogadas de noroeste argentino en derechos humanos y estudios sociales) y ACIJ (Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia) llevaron a cabo en la provincia un encuentro con periodistas, ONGs, magistrados,  funcionarios y empleados del poder judicial federal, del ministerio público y de la justicia provincial.

"Para nosotros democratizar la justicia tiene que ver con el acceso a la justicia" explica Josefina Doz Costa, directora ejecutiva de ANDHES, haciendo referencia a que "acceso a la justicia" se relaciona con el derecho que tienen todas las personas de participar y utilizar de manera igualitaria todos los mecanismos que aporta el sistema democrático para defender sus derechos. "Focalizamos todo nuestro trabajo en poblaciones vulnerables, grupos excluidos y marginados. Porque son esos grupos los que históricamente tienen bloqueado este acceso a la justicia" explica Josefina en cuanto a la perspectiva de su organización y agrega que "la ampliación en el sentido de mayores posibilidades de acceso de los grupos más vulnerables no está planteada en ninguno de los seis proyectos e incluso está limitado por el tema de las cautelares que dejan un margen de interpretación restrictiva de los jueces sobre algunos derechos fundamentales que el Estado tiene la obligación de garantizar".

Por un lado, en referencia a los proyectos planteados, Josefina reconoce que  muchos de ellos presentan avances interesantes en esta relación ciudadanía-Estado, porque se abren fisuras en lo que ha sido históricamente un poder que no es elegido por el pueblo. "Así, cambiás algunas reglas del juego y reconocés el derecho de participar, acceder a la información y controlar los pasos procesales en la justicia", explica Doz Costa en relación a la lucha que desde hace tiempo los miembros de ANDHES vienen llevando cabo para lograr quebrar el poder hermético del Poder Judicial que solo permite el acceso a unos cuantos. Desde esa mirada es que ANDHES reconoce un avance.

Por otro lado, la directora ejecutiva aclara: "Ahora bien, entendemos que el efecto democratizador de algunos de estos proyectos se encuentra limitado en algunos puntos",  y pone como ejemplo la conformación y el funcionamiento del Consejo de la Magistratura, puesto que el hecho que ingresen al consejo la mayoría y la primera minoría acota la posibilidad de disenso.  "No podemos dejar de analizar esto como un avance, así como lo que le falta y que nosotros hubiéramos esperado" puntualiza  Doz Costa.

El jueves pasado en la Cámara de Diputados se aprobaron las leyes que implicaban cambios en el Consejo de la Magistratura y las cautelares. Sin dudas, esto representa un cambio histórico que requiere de un proceso en que tanto los ciudadanos como las organizaciones tienen que participar. Quizás el debate no fue suficiente, o quizás el país aún no se encuentre preparado para entender lo que significa abrir el portón para transparentar el Poder Judicial, pero se puede afirmar que este proceso necesita de un trabajo constante que no se agota en una reforma judicial.  "Es un proceso solo si existe la posibilidad de continuar la discusión y tomar esto como un punto de partida para profundizar el debate y meter todo aquello que creemos que ha quedado afuera. Pero si nos quedamos solo en  esto no estamos hablando de una real democratización", concluye Josefina Doz Costa.

*Acciones para la democratización de la justicia:

• Reforma del Consejo de la Magistratura para que los miembros sean elegidos por voto popular. Se amplía de 13 a 19 miembros: además de legisladores, jueces y abogados, se integrarán cinco académico de diferentes extracciones. No serán elegidos por voto los representantes del Poder Ejecutivo y el Legislativo porque ya estarán privilegiados.

• Ya no se privilegiará para ser juez al que ya pertenezca al Poder Judicial. Se implementará un concurso previo para cubrir vacantes.

• Nuevo Registro Público de Causas en todos los tribunales para mejorar el acceso de la información.

• Garantizar el acceso de cualquier ciudadano a las declaraciones juradas del Poder Judicial, igualando los requisitos exigidos al Poder Ejecutivo.

• Para evitar favoritismos, el ingreso de empleados y funcionarios al Poder Judicial será por examen, y si los postulantes exceden los cargos a cubrir, se realizará concurso público.

• Regulación de medidas cautelares contra el Estado para agilizar las sentencias definitivas. No podrán superar los seis meses las resoluciones de fondo.

• Se crearán tres Cámaras de Casación: Contenciosa Administrativa Federal; Nacional y Federal del Trabajo y la Seguridad Social; y Federal y Nacional en lo Civil y Comercial, para aliviar trabajo de la Corte Suprema y unificar la jurisprudencia.

• Código Civil, Comercial y Penal se actualizarán y se reformarán los códigos procesales para modernizar los procesos judiciales y acortar plazos.

Javier Sadir

jsadir@colectivolapalta.com.ar

*Fuente: Presidencia de la Nación.