Un paso más hacia el acuerdo

Fotografía de Adrián Lugones
Fotografía de Adrián Lugones

El martes pasado, representantes del Sindicato de Vendedores Ambulantes (Sivara) fueron recibidos por el Poder Ejecutivo para continuar con la negociación, interrumpida por casi un mes.

En busca de una solución rápida y concreta, los afectados pidieron por escrito el Predio Ferial Norte en la zona de El Bajo, para que los vendedores puedan desempeñarse laboralmente, y el reacondicionamiento lugar por parte del Gobierno. Ante ello, el PE no dio una respuesta concreta ya que será analizado por el primer mandatario provincial.

Si bien en una primera negociación el Ejecutivo ofreció el espacio, este fue rechazado por los ambulantes con la esperanza de volver a trabajar en el microcentro. Desde el Gobierno se ofreció una ayuda mensual de $1.000 para que cada vendedor pueda alquilar un local. Sin embargo, sostuvo Claudio Robledo, representante de Sivara, “el problema continuará ya que los alquileres no se pueden concretar debido a que solicitan una garantía real de fondo, la cual no tenemos”.

En cuanto la versión de que los vendedores están divididos, Claudio explicó que el grupo sigue unido pero que, como en todos lados, no siempre se piensa igual ante ciertas situaciones. “Yo creo que todo vendedor que camina por los barrios y no tiene un lugar fijo, tiene que tener la posibilidad de acceder a los beneficios que podamos conseguir. Para que todos, de capital, del interior y que realmente necesite, puedan acceder a la cooperativa. Los otros compañeros no piensan de igual manera, ya que creen que la prioridad debe ser para los ambulantes del micro y macro centro, lo que también es válido”.

La Cooperativa de Trabajo y Servicio de Vendedores Ambulantes está integrada, por el momento, por 145 compañeros y el cupo está abierto para que se sigan sumando, no solo de la capital sino también de distintas localidades tucumanas. “Hoy estoy trabajando en Monteros y no puedo no tener en cuenta a un compañero de aquí. Hay que ser sinceros y compañeros. Si bien hoy los más afectados son los vendedores del microcentro, hay que ser conscientes que todos necesitamos la ayuda”, declaró Robledo.

La vuelta al centro está descartada por el momento, ya que rige una medida judicial del 2006 que la prohíbe. Como dijo Robledo, “nos cueste o no, la medida se cumplió con nuestro sector pero, en muchas ocasiones, se las desobedece y no se las cumple. Yo no soy quien, ni juez ni abogado, solo soy un vendedor que ve que siempre se corta el hilo por lo más débil. Ya llegará el momento en el que podremos decir presente, aquí estamos, ¿y te acordás cómo hiciste cumplir la medida judicial y nos corriste a golpes y mordidas de perros? Ahora yo no te doy mi voto”.

A partir de ahora las negociaciones continuarán principalmente en la concesión del predio ferial. Para finalizar, Claudio pidió paciencia a sus compañeros ya que las respuestas están prontas a llegar.

Exequiel Reinoso

ereinoso@colectivolapalta.com.ar